Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Educación

El pin parental obliga a renegociar el acuerdo del presupuesto de la Junta con Vox

  • Javier Imbroda reconoce que hay que "matizar" el artículo referente a la autorización paternal en las actividades complementarias

  • El consejero estalla contra la "politización" educativa: "Dejen a nuestros niños y docentes en paz"

Javier Imbroda durante el encuentro mantenido este miércoles con los periodistas. Javier Imbroda durante el encuentro mantenido este miércoles con los periodistas.

Javier Imbroda durante el encuentro mantenido este miércoles con los periodistas. / Juan Carlos Vázquez

El pin parental está a punto de crear una fractura entre el Gobierno de la Junta y el partido que los apoya, VOX. El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha reconocido este miércoles que debe "matizarse" el artículo del acuerdo presupuestario que obliga a pedir la autorización de los padres para realizar actividades extraescolares y complementarias en los centros educativos de Andalucía. 

Imbroda ha explicado que este requisito carece de sentido en las actividades complementarias que entran dentro del proyecto curricular que los colegios e institutos ponen en marcha al inicio de cada curso con la aprobación del consejo escolar, donde están representadas las familias. 

"La actual normativa ya cuenta con mecanismos para garantizar la decisión de los padres en este tipo de actividades", ha referido el consejero de Educación, quien ha vuelto a defender la labor de los docentes. A ello ha añadido que "no hay necesidad, por tanto, de incluir el término pin parental en el funcionamiento de los centros". 

El titular de Educación ha exigido que "se saque ese debate absurdo de los colegios". Y para argumentar esta postura ha aportado una cifra: en el año que lleva al frente de la consejería sólo se han registrado dos casos de familias disconformes con ciertas actividades en los centros donde estudian sus hijos. "Dos casos en un sistema educativo integrado por dos millones de alumnos", añadió. 

Imbroda, que se ha mostrado disconforme con "la reacción virulenta" que el Gobierno central ha tenido por esta cuestión con Murcia, insta a "despolitizar la educación". "Los centros educativos no pueden ser espacios de revanchas ideológicas. Dejen a nuestros niños y docentes en paz", ha exclamado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios