Andalucía

Los sindicatos se rebelan ante la merma de la plantilla de Veiasa

  • La Junta ha anunciado que no firmará nuevos contratos ni renovará al personal eventual de la empresa pública de la ITV

Un centro de Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa) en el municipio malagueño de Guadalhorce. Un centro de Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa) en el municipio malagueño de Guadalhorce.

Un centro de Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa) en el municipio malagueño de Guadalhorce. / miguel fernández

El Gobierno de la Junta ha anunciado que va a emprender la racionalización de la empresa pública andaluza de la ITV -Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa)- y los sindicatos han decidido abrir fuego. Que no renueven los trabajadores eventuales y que no se firmen nuevos contratos, tal como ha anunciado la Administración, tendrá como resultado que el ente andaluz prevea reducir su plantilla de 1.300 personas a unas 600. Esta merma de la plantilla ha agitado los ánimos de los sindicatos. UGT, por lo pronto, ha anunciado un paro para el viernes 8 de noviembre al que invita a sumarse a CCOO y CSIF.

A la anunciada disminución de la plantilla de Veiasa se ha unido en las últimas semanas el temor a que la Junta acometa la venta de la entidad. Los dirigentes andaluces niegan taxativamente tal extremo, pero unas recientes declaraciones del consejero de Presidencia, Elías Bendodo, en las que apuntaba a la condición de "monopolio" de la entidad y a la posible oposición de la Unión Europea ha provocado cierto revuelo entre los trabajadores.

UGT insta a CCOO y CSIF a que se sumen a la convocatoria de paros del próximo viernes

Para CCOO "es esencial que la gestión de este servicio siga siendo pública y que se mantenga el empleo de la plantilla con estabilidad y unas condiciones laborales adecuadas". El secretario general de la Sección Sindical de CCOO en Veiasa, Fernando Fuentes, la "pérdida brutal de empleo" en Veiasa "conlleva una sobrecarga de trabajo para la plantilla fija y una pérdida de calidad del servicio". Los tiempos de espera para la ITV pueden pasar de dos semanas a tres meses, dijo Fuentes, citado por Europa Press.

Por su parte, UGT anunció la convocatoria de paros para el 8 de noviembre con el objetivo de exigir más contrataciones y que el servicio siga siendo público, como garantía de calidad y seguridad en el transporte, un extremo que también respalda CCOO.

Los paros, de dos horas en el turno de mañana y otras dos en el de tarde, fueron convocados tras las movilizaciones realizadas el pasado 11 de octubre frente a la Consejería de Hacienda y ante la "falta de respuesta de la administración", informó UGT en un comunicado recogido por Efe.

UGT no descarta incluso "llegar a la huelga indefinida" si la Junta sigue sin dar respuesta a sus reivindicaciones e invitó a los otros dos sindicatos representativos en la empresa, CCOO y CSIF, a sumarse a las siguientes movilizaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios