Balonmano

Andreu, el capitán de un sueño

  • El pivote internacional lidera el proyecto del Prointegrada BM Triana para llegar desde Primera Nacional a la Asobal

  • "Es difícil, pero posible", dice el sevillano, que debuta este sábado con su equipo en Amate (20:00) con el Ciudad Real

La plantilla del Balonmano Triana posa ante de uno de los partidos de pretemporada.

La plantilla del Balonmano Triana posa ante de uno de los partidos de pretemporada. / Balonmano Triana

Después de pasar media vida fuera de Sevilla, Juan Andreu decidió volver para capitanear el sueño del Balonmano Triana, ahora con Prointegrada por delante como patrocinador y una de las patas importantes de un proyecto ambicioso que quiere poner a Sevilla de nuevo en la primera plana del balonmano nacional. Llevar al equipo desde Primera Nacional hasta Asobal es el reto. "Díficil, pero posible", comenta el que fuera pivote de los Hispanos, que tras años jugando en Francia y en la máxima categoría española ha apostado por capitanear este reto en los despachos, como director deportivo, y en la pista, como jugador.

El camino empieza este sábado en Amate (20:00), aunque el pabellón referencia del cuadro hispalense será El Paraguas, ante el Caserío Ciudad Real, heredero de aquel gran conjunto que dominó en Europa y que busca el mismo objetivo que los trianeros. El cuadro manchego fue el campeón de grupo de Primera Nacional la pasada campaña, pero se quedó a un gol del ascenso a División de Honor Plata. Pero Andreu confía en la plantilla que ha diseñado, seguro de que son "el mejor plantel de la categoría, aunque eso no quiere decir que sea el mejor equipo en estos momentos".

"Hacer que de nuevo se hable del balonmano sevillano me hace ilusión. Aquí siempre se ha practicado mucho este deporte, pero nunca se ha dado el salto. Con este proyecto queremos que haya balonmano de élite en Sevilla", señaló el protagonista, que "tras tanto tiempo fuera tenía ganas de regresar a casa".

"Los contactos con el Sevilla están ahí, pero no es algo que se dé de la noche a la mañana"

Su deseo de volver fue la mecha que prendió cuando Juan Ramón Jordán, director general, le metió "el gusanillo en el cuerpo". El objetivo es ambicioso, pero no se esconde y habla abiertamente de el único reto es el ascenso. "Es la idea, pero eso no quiere decir que vaya a ser fácil. Hay varios grupos y de 96 equipos ascienden dos, pero hemos hecho un equipo para ello y lo vamos a pelear", explicó.

Gracias a este proyecto en Sevilla se vuelve a hablar de balonmano, que no es poco para una ciudad tan futbolera en la que "pueden tener cabida otros deportes". Eso sí, ahora "el 90% del apoyo es privado", al contrario de lo que pasa en otras ciudades pequeñas que colocan sus clubes en la élite con gran parte de dinero público. "Es complicado porque es un proyecto nuevo y en el balonmano ha habido muchos proyectos fallidos. Costó echar a andar, pero las cosas después fueron viniendo solas".

Juan Andreu. Juan Andreu.

Juan Andreu. / BM Triana

Se refiere, por ejemplo, a los fichajes. ¿Cómo convencer a los jugadores de que vengan? "Es cierto que el club venía peleando por la permanencia y ahora cambiamos el objetivo. Hemos mantenido todo lo bueno que había en la entidad, que era mucha calidad, pero hemos añadido cierta profesionalización que ha permitido que viniera gente que nos dará el salto de nivel", argumentó Andreu, que se vestirá también de corto en busca del ascenso: "Está claro que debería marcar la diferencia, pero mi puesto, el de pivote, no depende sólo de mí. Dependo mucho de mis compañeros, de que nos compenetremos para que me lleguen los balones en buena situación. Cuando lo hagamos sí puedo ser un factor determinante".

Tanto se viene hablando de balonmano que sin sentir vértigo, si que tiene ya "cierta responsabilidad por la expectación que se está creando". En la misma categoría hay otro club, el Balonmano Montequinto. No se ha planteado la fusión, pero sí habla de "unir el balonmano sevillano". Sí que ha mantenido reuniones con el Sevilla, que muestra interés por el proyecto. "Los contactos con el Sevilla están ahí. Seguimos hablando, pero no es algo que se dé de la noche a la mañana. Queremos que suceda y el Sevilla y Monchi se sienten atraídos por el proyecto, pero algo es complicado al ser una empresa privada y con accionistas a los que tiene que rendir cuentas".

De momento, el Balonmano Triana camina con identidad propia en busca de un objetivo ambicioso, "posible, pero difícil", avisa Andreu, un Hispano que quiere poner a Sevilla en la élite del balonmano español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios