CONCIERTO Cortes de tráfico y desvíos en Sevilla por el concierto de AC/DC

Economía

BBVA ganó 1.846 millones hasta marzo, el 39,4% más, por mayores ingresos

Edificio de la Vela, sede corporativa en la ciudad BBVA, en Madrid.

Edificio de la Vela, sede corporativa en la ciudad BBVA, en Madrid. / Mariscal · Efe

El BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.846 millones de euros entre enero y marzo de 2023, un 39,4% más que un año antes, gracias a los mayores ingresos obtenidos y a pesar de los 225 millones que destinó al pago del impuesto extraordinario a la banca en España.

Este resultado, que se situó por encima de lo que esperaban los analistas, se apoya en el incremento de la actividad comercial, que se tradujo en un margen de intereses de 5.642 millones de euros, que es el que recoge casi todos los ingresos y que creció un 43,1%, ha informado hoy la entidad a la CNMV.

México fue, un trimestre más, la filial que más beneficios aportó al Grupo, más del doble que España, en concreto 1.285 millones de euros, sobre todo por los mayores ingresos que obtuvo gracias al incremento superior al 13% registrado por los créditos.

En España, la entidad ganó 541 millones de euros, un 9,5% menos que un año antes, debido al impacto del citado impuesto extraordinario, con una cartera crediticia que se redujo en un 1,2% y quedó en 169.215 millones y unos depósitos que bajaron un 3,1%, hasta 213.311 millones.

Turquía ganó 277 millones de euros, frente a las pérdidas de 76 millones registradas hasta marzo de 2022, gracias, ha explicado el banco, al menor impuesto sobre beneficios aplicado.

América del Sur ganó 184 millones de euros, un 14,8% más, debido principalmente a la evolución de los ingresos recurrentes, que compensó el crecimiento de los gastos, en un entorno de elevada inflación en toda la región, y a las mayores necesidades de dotación por deterioro de activos financieros.

Finalmente, el área Resto de Negocios obtuvo 92 millones, un 12,4% menos.

Los préstamos y anticipos concedidos a la clientela aumentaron un 8% y se situaron en 373.481 millones de euros, con una tasa de morosidad del 3,3%, más baja que el 4% del año anterior, y una cobertura para afrontar posibles insolvencias del 82%, también mejor que el 76% precedente.

Los depósitos de la clientela sumaron 395.880 millones tras crecer un 9,6%, con lo que los recursos totales de los clientes se situaron en 556.839 millones después de aumentar un 9,5%.

En cuanto a la solvencia, el ratio CET1 "fully-loaded" del grupo, que incluye todos los requerimientos de capital contemplados en la normativa, se situó en el 13,13%, por encima del 12,70% de un año atrás.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta de resultados, el de intereses subió un 43,1%, hasta los 5.642 millones, gracias al incremento de la actividad crediticia, ha detallado.

El margen bruto se situó en 6.958 millones tras mejorar un 29%, impulsado por las comisiones, que sumaron 1.439 millones (+15,8%), especialmente por la aportación de México y Turquía.

De esta forma, el margen neto sumó 3.942 millones después de aumentar un 38,6%, y descontar unos gastos globales de explotación de algo más de 3.000 millones, que crecieron un 25,7%, afectados por la elevada inflación en todas las geografías donde opera la entidad.

Recurre el impuesto temporal a la banca

El BBVA ha recurrido también el primer pago del impuesto extraordinario al sector en España y su consejero delegado, Onur Genç, ha enfriado este jueves una posible mejora "en el corto plazo" de la remuneración de los depósitos.

En la rueda de prensa exclusivamente telemática, el número dos del BBVA ha confirmado que el banco ha presentado sus alegaciones ante el primer pago del impuesto, un gravamen que en el año tendrá un impacto de 225 millones de euros, contabilizado íntegramente en el primer trimestre.

A pesar de la subida de los tipos de interés en la zona del euro, Genç no cree que la remuneración de los depósitos vaya a mejorar en el corto plazo porque hay "muchísima liquidez". Si se tiene en cuenta además que el crédito no crecerá, esa liquidez seguirá aumentando, por lo que la necesidad de pagar por los depósitos es menor.

Sólo en hipotecas, el banco prevé que la nueva facturación caiga entre un 30 y un 35 % este año por la subida de los tipos, que hace que a los clientes les cueste más acceder a un préstamo.

Y a los clientes que exigen un mayor retorno por sus ahorros, el BBVA les está recomendando otros productos, ha añadido. Eso explica en parte que el volumen de depósitos minoristas de la entidad se haya reducido en 5.000 millones en los tres primeros meses del año, si bien parte de esa caída se debe al pago de deudas.

El BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.846 millones entre enero y marzo de 2023, un 39,4 % más que un año antes, por encima de las previsiones de los analistas, gracias al tirón de los ingresos y el consejero delegado de la entidad mira al futuro con optimismo.

"El negocio va muy bien", ha añadido tras exponer que en los próximos trimestres el banco va a estar aun mejor posicionado para obtener resultados, después de que la rentabilidad sobre el capital tangible (ROTE) haya llegado al 16,3 %, es el mejor ratio de Europa. Y "pienso que podemos mejorarlo más", ha dicho.

Tanto es así que ha avanzado la posibilidad de que en julio o en septiembre, el banco revise al alza los principales objetivos de su plan estratégico, que está vigente hasta finales de 2024, entre ellos la eficiencia, que espera mejorarla incluso en España y por la vía de los ingresos pues no prevé ningún cierre de sucursal ni despido.

A cierre de marzo, el BBVA tenía un exceso de capital de 4.000 millones sobre la parte alta de su objetivo del 12 % de CET1 y Genç insiste en que la entidad aprovechará ese dinero para buscar oportunidades de crecimiento orgánico, es decir, por sus propios medios y sin operaciones corporativas.

Pero además, ha añadido, ese exceso de capital podría servir para mejorar la remuneración del accionista. "Es probable que hagamos más recompras de acciones o pagos de dividendos extraordinarios este año o el que viene", ha señalado.

La subida de los tipos de interés en Europa ha contribuido a que los ingresos del BBVA hayan mejorado en España y la aportación de esta filial a los beneficios haya sido del 27 % en el primer trimestre del año, que se reduce al 23 % por el impacto del impuesto.

Y aunque es previsible que esa contribución vaya aumentado, Genç descarta que pueda llegar a superar a la aportación de México, que seguirá siendo la principal fuente de beneficios del BBVA.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios