Economía

Vodafone inicia en Málaga y Sevilla la implantación de la tecnología 5G

  • Las dos ciudades están entre las elegidas por la firma para llevar a cabo proyectos piloto. Las antenas estarán en el PTA de Málaga y en la Cartuja y algunos puntos céntricos de Sevilla

Vodafone España ha arrancado el despliegue precomercial de la nueva tecnología móvil 5G en Sevilla, Málaga y otras cuatro ciudades españolas, Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, después de que la compañía de telecomunicaciones se haya adjudicado 90 Mhz en la banda de 3,7 Ghz en la última subasta de espectro por 198,1 millones de euros.

Para desplegar estos primeros nodos de su red 5G NSA, la compañía ha colaborado con Huawei en la instalación de 30 antenas en las zonas céntricas, parques tecnológicos o zonas universitarias de esas seis ciudades españolas, donde se realizarán los primeros pilotos con esta tecnología. En Málaga estos nodos se situarán todos en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y en Sevilla estarán en el parque de Cartuja y también en algunas zonas del centro de la ciudad.

Estos pilotos con diferentes socios, que se irán desvelando en las próximas semanas, se realizarán sobre la banda de 3.600 Mhz y 3.800 Mhz, donde la compañía dispondrá a partir de septiembre u octubre de los 90 Mhz que logró en la subasta de espectro que ha concluido esta semana. Estarán asociados presumiblemente a proyectos de todo tipo, médicos, empresariales y sociales.

Algunos de los habitantes de estas ciudades podrán probar las nuevas velocidades que ofrece la quinta generación de telefonía móvil, de hasta 2,2 Gbps de descarga de datos, gracias a varios routers Wifi que estarán en distintos puntos de dichas localidades en los próximos meses.

El director de Red y Tecnología de Vodafone España, Ismael Asenjo, ha explicado que este despliegue se realizará utilizando las especificaciones del estándar comercial NSA (Non Stand Alone) que aprobado a finales de 2017 por 3GPP, que supone que la señalización se hará sobre las actual red 4G, lo que hace que el despliegue sea más rápido y seguro.

En este sentido, Asenjo ha destacado que este estándar permite pasar de latencias de 20 milisegundos a entre 2 y 3 milisegundos y multiplicar por más de 10 la capacidad actual de la red móvil.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios