Consumo

¿Es viable un impuesto a la carne en España?

  • Alemania debate elevar el IVA a los productos cárnicos del 9% reducido al 19% general para así reducir su consumo y contribuir a frenar el cambio climático

  • En España, la asociación de los industriales de la carne se ha apresurado a decir que el impuesto perjudicaría a las familias con rentas más bajas

  • "La cultura de la carne tiene que ver con la forma de organizarnos"

Puesto de carne en un mercado Puesto de carne en un mercado

Puesto de carne en un mercado / Archivo

¿Es viable un impuesto a la carne en España?

Un informe del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático de Naciones Unidas advertía hace unos días de la necesidad de un cambio global en la dieta tendente a disminuir el consumo de carne, con el objetivo de reducir las emisiones que produce el sector ganadero.

La ONU recomendó hace unos días un cambio de dieta global con menor consumo de carne

Pues bien, en Alemania, el debate está sobre la mesa: políticos de todos los colores han comenzado a cuestionar que la carne se grave con un IVA reducido del 7% y proponen elevar la imposición hasta el general 19%.

La cuestión es que ello puede generar consecuencias indeseadas. Los consumidores de rentas bajas saldrían perjudicados con la subida del precio de un alimento básico y también las ventas de los productores podrían verse dañadas, lo que haría necesario arbitrar mecanismos compensatorios.

Ahora mismo el IVA aplicable en España es del 10%, del 4% en el caso de la leche y los huevos

En España, La Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice) cree que un impuesto sobre la carne como el que se debate en Alemania "no es una buena solución" ya que penaliza a las familias más modestas, al encarecer la cesta de la compra. Al ser un impuesto enfocado en los consumidores, dicen,  no habría repercusión en las mejoras de la forma de producción, que es "donde realmente hay que continuar haciendo avances". Es la misma idea que tienen en la asociación alemana de productores agrícolas, que cree que la solución pasa por incentivar a los ganaderos para que mejores sus estándares y por el control de los productos que llegan de otros países, con menos garantías y a menor precio.

En España, el IVA para la carne se sitúa en el 10%, muy por debajo del 21% general. Para la leche y los huevos -que también están en el debate en Alemania- el impuesto es el superreducido: un 4%.

La asociación española de industrias de la carne recuerda que este tipo de medidas ya se han desarrollado con anterioridad en otros países, como el impuesto sobre la grasa de Dinamarca aplicado en 2011, que tuvo que ser retirado, ya que no aportaban apenas resultados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios