El partido del Betis | Análisis De áreas y de lectura

  • Los errores castigan a un Betis mejor al inicio y que luego reaccionó tarde

Cristian Tello ejecuta la falta que puso el 3-2. Cristian Tello ejecuta la falta que puso el 3-2.

Cristian Tello ejecuta la falta que puso el 3-2. / Antonio Pizarro

Como apuntó Quique Setién en la previa, el derbi encerró varios mini-partidos y en el cómputo general Joaquín Caparrós le ganó la partida táctica a su homólogo verdiblanco. Con movimientos de piezas que superaron el dominio bético inicial y lo dejó atrapado en su telaraña hasta que, ya con 3-1 en el marcador, con Joaquín y Tello se soltó en el campo. La ineficacia de Jesé, con varios fallos ante Vaclik, y los errores de Mandi, señalado en cada gol encajado, facilitaron esa superioridad local en las áreas.

La pizarra La pizarra

La pizarra / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Salió el Betis con Canales, la gran incógnita, entre los once elegidos, entre los que también se encontraron Sidnei y Júnior para que Tello y Joaquín se quedasen en el banquillo como revulsivos.

Defensa

Le costó al Betis, como casi siempre, mantener los conceptos defensivos cuando se quedó sin la pelota. La presión que el Sevilla planteó a partir de su cambio de esquema mediado el primer tiempo dejó sin salida a los verdiblancos, que, mal posicionados, concedieron ocasiones como la del 1-0, en otro centro lateral, y otras más que acumularon los de Nervión y que exigieron la mejor versión de Pau López.

Tampoco fue positivo el arranque del segundo tiempo, con demasiados espacios entre la medular y la zaga que facilitaron ese juego vertical sevillista. La candidez de Mandi, además, quedó plasmada en los goles de Sarabia y Franco Vázquez, que pusieron en clara ventaja a los locales.

Ataque

La mejor disposición bética al inicio generó una superioridad en la medular, favoreciendo su juego posicional. Las arrancadas de William Carvalho generaban peligro, pero Jesé se mostró fallón y egoísta en ese mejor arranque verdiblanco.

Con la reacción local de proteger su zona central, el Betis cedió el mando, con numerosas pérdidas que se acrecentaron a partir del 1-0 y que sólo se solucionaron con la llegada del descanso.

En el ida y vuelta con el que salieron ambos equipos de la caseta, de nuevo la falta de acierto de Jesé penalizó al Betis, que ya sólo reaccionaría tras el 3-1. Las entradas de Joaquín, Loren y Tello mejoraron la fase ofensiva bética, lo que obligó al Sevilla a dar un paso atrás para defender su renta.

De nuevo Jesé, Joaquín y Loren dispusieron de ocasiones hasta que Tello superó a Vaclik con un magistral lanzamiento de falta. Pero al Betis ya le faltaría tiempo para aprovechar esa superioridad con la pelota ante un Sevilla metido atrás y que supo manejar ese otro fútbol para que se consumiera el tiempo.

Mandi persigue a Ben Yedder. Mandi persigue a Ben Yedder.

Mandi persigue a Ben Yedder. / Antonio Pizarro

Virtudes

La puesta en escena para controlar el juego; y la personalidad para reaccionar al 3-1 sevillista y buscar el empate.

Talón de Aquiles

Desacertado en las áreas, donde se deciden los partidos; los cambios llegaron tarde, ya con 3-1 en el marcador, tras salir perdedor del ida y vuelta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios