Betis | La elección del entrenador Primero, la confianza

  • La salida de Quique Setién ha dejado heridas abiertas en la comisión deportiva que ponen en duda el proyecto

  • La elección del entrenador, una cuestión compleja y de consenso

Serra Ferrer junto a López Catalán y Haro, en el palco el día del Villarreal. Serra Ferrer junto a López Catalán y Haro, en el palco el día del Villarreal.

Serra Ferrer junto a López Catalán y Haro, en el palco el día del Villarreal. / Antonio Pizarro

Las discrepancias por el devenir del proyecto deportivo del Betis no se solucionaron con el anuncio de la salida de Quique Setién del equipo verdiblanco, sino que las heridas abiertas en la comisión deportiva ponen en duda todo el trabajo realizado en estos dos últimos años.

Tanto el presidente, Ángel Haro, como sobre todo el vicepresidente José Miguel López Catalán se posicionaron a favor de la continuidad del entrenador cántabro, dos opiniones que chocaban frontalmente con la del vicepresidente deportivo, Lorenzo Serra Ferrer, el hombre que llegó en mayo de 2017 para virar el rumbo de un Betis que estaba inmerso en la mediocridad.

Los roces o discrepancias en la comisión deportiva se remontan a tiempos anteriores, pero todas las cuestiones se fueron resolviendo con más o menos consenso. La salida de Setién, por contra, ha generado un conflicto mayor, por esa sensación de ganadores y vencedores que ha quedado tanto en la entidad verdiblanca como en el entorno.

El propio comunicado con el que el Betis anunció el adiós de Setién dejó a las claras esa división existente. "El Real Betis Balompié y su entrenador, Quique Setién, han decidido que el técnico cántabro no siga al frente del primer equipo verdiblanco la próxima temporada. En los dos últimos años, Setién ha llevado al Real Betis de nuevo a competición europea, ha multiplicado de forma importante el valor de la plantilla verdiblanca, ha contribuido a potenciar el papel de la cantera y ha conseguido triunfos de enorme valor que pasarán a la mejor historia del Real Betis. Por ello, el club desea agradecer a Setién y a su cuerpo técnico el trabajo desarrollado durante estos dos años, en el que han contribuido al crecimiento deportivo y a la estabilidad de la entidad, y les desean lo mejor en su futuro personal y profesional. Gracias, Quique. Mucha suerte, Quique", expuso el club verdiblanco en un comunicado en el que no se argumentaban las razones que llevaban a ese adiós e incluso se ensalzaba la figura de un técnico al que le quedaba un año más de contrato.

Phillip Cocu, en su etapa en el PSV. Phillip Cocu, en su etapa en el PSV.

Phillip Cocu, en su etapa en el PSV. / Efe

Esa controversia con la despedida de Setién también surge ahora con la elección del nuevo entrenador. Mientras los dirigentes, como el propio Haro, han expresado su deseo de mantener una línea continuista con el juego iniciado con el cántabro, Serra Ferrer sería más partidario de matizar esa identidad con un técnico que anteponga el equilibrio competitivo.

Sobre la mesa del club verdiblanco se manejan diferentes alternativas, aunque las que más gustan al balear son las de Phillip Cocu, un entrenador laureado con el PSV y con una línea de juego de la escuela holandesa, o Abelardo Fernández, del que se destaca su capacidad para obtener rendimiento de las plantillas de las que ha dispuesto. Aunque estas alternativas son las preferidas de Serra, el club también ha sondeado otras como las de Manuel Pellegrini o Julen Lopetegui, dos técnicos con un caché económico del más alto nivel, o incluso en las últimas horas se han recibido ofrecimientos que van desde Juan Carlos Unzué, otro producto de la escuela del Barcelona, o Claude Puel, el entrenador francés que se encuentra sin equipo tras ser destituido en el Leicester. Incluso la entidad tanteó a Pellegrino y Rubi, dos técnicos con contrato, que rechazaron desvincularse de sus actuales equipos.

En cualquier caso, la decisión sobre el banquillo se quiere tomar sin prisas, al ser una cuestión clave para la planificación de la próxima temporada. Aunque el Betis sea el único equipo de Primera sin entrenador en estos momentos, los dirigentes entienden que tienen tiempo para meditar y analizar el perfil de los candidatos, a la espera de alcanzar un consenso.

Mientras esto ocurre, la primera tarea de la comisión deportiva pasa por restablecer esa confianza perdida con el desgaste de esta temporada. Aunque ahora sea sin Setién, el proyecto deportivo continúa, a la espera de volver a la senda del crecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios