Betis- Barcelona | Uno por uno La medular del Barcelona barre, Messi estoquea al Betis

  • La superioridad del centro del campo azulgrana saca del partido al Betis, que apenas tuvo el recurso de Tello para generar peligro

  • La falta directa del 0-1 inició la exhibición azulgrana

La pizarra La pizarra

La pizarra / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Todos los focos se detendrán en Leo Messi y bien merecido que lo tiene, pero la superioridad del Barcelona ante el Betis se generó unos metros más atrás de donde suele partir el astro argentino. Ernesto Valverde apostó por Arturo Vidal para suplir la baja de Dembele, sumando un cuarto centrocampista a su dibujo, y el Barcelona le ganó la batalla de la medular al cuadro verdiblanco, que fue incapaz de generar fútbol y, al contrario, cometió numerosas pérdidas que fueron castigadas con esos contragolpes que luego hallan en Messi al más voraz artillero.

El plan de Valverde se ejecutó a la perfección. Desde el comienzo se notó que el equipo azulgrana quería finiquitar la Liga en el Villamarín y que había salido con la lección aprendida. Si la presión de la medular frenaba al Betis, cuando los verdiblancos intentaban apretar Ter Stegen buscaba la espalda de Joaquín con balones a la carrera de Jordi Alba. E incluso a Messi se vio realizando esfuerzos defensivos, todo un indicativo de que el Barcelona quería evitar sorpresas como la de la primera vuelta.

El Betis quiso emular el plan del Camp Nou, pero su rival fue bien distinto. Ni Canales ni Lo Celso conectaron, y únicamente quedó el recurso individual de la velocidad de Tello para pisar el área de Ter Stegen o alguna arrancada de genialidad de Joaquín. Demasiado poco para erosionar al Barcelona, que vuelve a tener en Piqué a su mejor sostén defensivo.

Lo Celso presiona al brasileño Arthur. Lo Celso presiona al brasileño Arthur.

Lo Celso presiona al brasileño Arthur. / Antonio Pizarro

La aparente igualdad se sostuvo hasta el 0-1. Messi se inventó un golazo de falta, retrasando incluso un metro el balón, para tocar a rebato.La incomodidad bética se comprobó en la acción del 0-2, ya en la prolongación del primer tiempo, con la enésima pérdida entre Mandi y William Carvalho, que Luis Suárez y Messi castigaron con otro gol.

Defensa

Salió el Betis con la idea de ejercer una presión alta. La línea defensiva se plantaba casi en el centro del campo para ayudar en esa tarea, pero pronto se vio que no era el día adecuado. Las numerosas pérdidas cogían a contrapié a la zaga, que sufrió ante la movilidad de Luis Suárez y la perfecta lectura de los tiempos de Messi.

Sin capacidad para recuperar en campo rival, ante las soluciones planteadas por Valverde, la zaga verdiblanca sufrió una de sus peores noches del año.

Ataque

Quiso el Betis jugar de tú a tú al Barcelona desde la posesión, pero eso tampoco le importó a los azulgrana. Desconectado el juego por dentro de Lo Celso y Canales, Tello abrió el campo por la izquierda, pero sus centros se quedaron sin remate.

Perdida la batalla en la medular, el Betis se quedó a la espera de ganar algún duelo individual, algo que sólo se produjo cuando el Barcelona bajó el pistón tras el 0-3. Setién refrescó al equipo con Emerson, Lainez y Loren y entre los tres maquillaron la imagen antes de que el Villamarín quedase rendido a Messi tras su genial golpeo en el definitivo 1-4.

Marc Bartra persigue a Luis Suárez. Marc Bartra persigue a Luis Suárez.

Marc Bartra persigue a Luis Suárez. / Antonio Pizarro

Virtudes

El tuteo inicial, que duró poco.

Talón de Aquiles

Sin profundidad y acumulando pérdidas, el Betis puso la alfombra para la exhibición, otra más, de Messi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios