Movilidad

Más de cien millones para controlar el tráfico del AVE Sevilla-Madrid

  • Adif licita los servicios de mantenimiento de las instalaciones para reducir la probabilidad de fallos en la alta velocidad

Un tren de alta velocidad en la estación de Puertollano, una de las paradas de la línea que une Sevilla con Madrid. Un tren de alta velocidad en la estación de Puertollano, una de las paradas de la línea que une Sevilla con Madrid.

Un tren de alta velocidad en la estación de Puertollano, una de las paradas de la línea que une Sevilla con Madrid. / M. G.

El Consejo de Ministros ha autorizado este viernes al Ministerio de Fomento a licitar a través de Adif los servicios de mantenimiento de las instalaciones de control de tráfico y sistemas complementarios correspondientes a las líneas de alta velocidad Sevilla-Madrid por un valor estimado de 107,4 millones de euros (IVA incluido). El mantenimiento de estas instalaciones se considera necesario para garantizar la fiabilidad de las instalaciones y el confort de los viajeros.

El contrato cuenta con un plazo de ejecución de 48 meses e incluye tanto el mantenimiento preventivo, destinado a reducir la probabilidad de fallo o la degradación del funcionamiento de algún elemento, como el correctivo, realizado después del conocimiento de alguna avería. Asimismo, también incluye el mantenimiento predictivo, basado en la monitorización del funcionamiento y los parámetros establecidos.

El objetivo es que todos los componentes de las instalaciones puedan realizar la función requerida en perfectas condiciones. Se trata de una combinación de todas las acciones técnicas, administrativas y de gestión, durante el ciclo de vida de un elemento, destinadas a conservarlo o devolverlo a un estado en el cual pueda desarrollar su función. El contrato afecta a las líneas que une Córdoba con Málaga y al ramal La Sagra-Toledo.

El Consejo de Ministros aprueba un contrato que afecta a la línea Córdoba-Málaga

Entre las instalaciones que comprende este contrato se encuentran los enclavamientos electrónicos, encargados de accionar los aparatos de vía y señales para garantizar la seguridad en la circulación; las instalaciones de los sistemas de control del tráfico y asistencia a la conducción ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático), LZB y Ertms; los detectores de caída de objetos, de cajas calientes, de viento lateral, los edificios y salas técnicas.

No es único proyecto pendiente. Veintiséis años y medio después de su inauguración, la primera línea de alta velocidad que une Sevilla con Madrid será sometida a una mejora integral que permitirá aumentar la capacidad de transporte, subir la eficiencia y disponibilidad, prolongar su vida útil, y contribuir a la reducción de los costes de explotación futuros.

Los técnicos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) entienden que la infraestructura requiere de una serie de intervenciones de carácter integral y puntual para garantizar el nivel del servicio manteniendo las condiciones de seguridad. Para ello han sacado a licitación la redacción de un proyecto que cuenta con presupuesto de dos millones y un periodo de elaboración de 15 meses.

En el expediente se propone la aplicación de unas medidas puntuales de forma integral en toda la línea, exportando las actuaciones y tratamientos que mejores rendimientos han dado en la totalidad de la infraestructura.

Los principales temas a corregir son la accesibilidad a la línea mediante la reforma de los caminos de acceso; la mejora de los cerramientos, principalmente en zonas urbanas como consecuencia del crecimiento de los núcleos urbanos; la adecuación del sistema de drenaje, adaptándolo a la nueva normativa en vigor; y evitar el progresivo envejecimiento de las estructuras de hormigón (puentes y túneles) como consecuencia del agua, hielo o viento, y la oxidación de los elementos metálicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios