Sevilla

Los relojes municipales se vuelven a parar por la falta de previsión

  • El contrato de mantenimiento expiró hace unas semanas El nuevo documento no estará preparado hasta dentro de unos meses.

Comentarios 6

La ciudad vuelve a tener el pulso entrecortado. El contrato para el mantenimiento de los relojes municipales ha vuelto a expirar. No ha sido renovado con la previsión suficiente para que las distintas maquinarias diseminadas por diferentes barrios, cuya responsabilidad corresponde al Consistorio, cumplan con su cometido de dar la hora a sevillanos y foráneos. Desde el Ayuntamiento ya se ha comunicado a la persona responsable del mantenimiento, Francisco Javier Magüesín Torner, que se han iniciado los trámites para rubricar un nuevo acuerdo, aunque éste tardará en estar listo, por los plazos y la burocracia, al menos dos meses. Se trata de la segunda vez que se repite esta situación en poco más de un año. Entonces, los relojes estuvieron parados tres meses.

Entre los relojes afectados se encuentran los de la propia Casa Consistorial, el del cementerio de San Fernando, el de la Hemeroteca Municipal de la calle Almirante Apodaca, el del antiguo Matadero o los de las iglesias de San Lorenzo y la Concepción de Nervión. Algunos de ellos, como los de San Lorenzo o la Hemeroteca, al no ser automáticos, han estado varias semanas parados. Este miécoles por la mañana, el relojero fue a darles cuerda porque considera que la imagen que da la ciudad con sus principales relojes parados no es la mejor, y más en estas fechas de gran afluencia turística: "Al menos los tres céntricos (Ayuntamiento, parroquia de San Lorenzo y Hemeroteca Municipal), mientras se prepara el nuevo contrato. No me parece correcto que estén parados por su ubicación y la imagen que se daría de cara al exterior".

Algunos de los relojes, como el del Ayuntamiento o el Matadero, funcionan sin necesidad de darles cuerda, aunque deben pasar unas revisiones periódicas debido a la complejidad de sus maquinarias y a su antigüedad. Todas las semanas hay que establecer unos controles, puesto que se podrían parar por un corte de luz o alguna incidencia técnica. "He estado revisando el del Ayuntamiento y lo he puesto en hora, ya que estaba varios minutos desfasado. El día 31 volveré para comprobar que todo esté correcto de cara a las campanadas de Fin de Año".

Los demás relojes, como los del Matadero, el del cementerio, el de la parroquia de la Concepción de Nervión; o los del resto de oficinas y colegios municipales, no correrán la misma suerte y, probablemente, estarán parados durante los próximos meses, o presentarán algún desfase, en el caso de no necesitar cuerda.

Es la segunda vez que los relojes dejan de marcar la hora en poco más de un año. En septiembre de 2012, tras el cambio en el Gobierno municipal, el contrato no había sido renovado. El único reloj que se puso en marcha fue el del Ayuntamiento, que además se encontraba parado por un corte de luz. El Consistorio requirió entonces a Magüesín Torner que lo arreglara mientras se redactaba la nueva documentación. El resto de los relojes no corrieron la misma suerte y estuvieron parados hasta mediados de diciembre, cuando se formalizó el contrato de mantenimiento que ahora ha vuelto a expirar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios