Luto en el Sevilla FC

Fallece Antonio Valero, Dorsal de Leyenda de los años 50

  • El mítico defensa madrileño de 86 años, fundador y presidente de la Asociación de Veteranos, vivía en Nervión y continuaba muy vinculado al club

Valero, con el Dorsal de Leyenda entre Míchel y Del Nido. Valero, con el Dorsal de Leyenda entre Míchel y Del Nido.

Valero, con el Dorsal de Leyenda entre Míchel y Del Nido. / Antonio Pizarro

Adiós a uno de los grandes de los años 50, de la segunda época dorada de la historia del Sevilla. En la tarde noche de hoy ha fallecido Antonio Valero Yubero (Madrid, 1932), a la sazón V Dorsal de Leyenda del club. Valero, un defensa de época, llegó al Sevilla en 1954 procedente del Córdoba. Defendió la zamarra sevillista en 231 partidos y se asentó bien pronto como un defensa lateral zurdo de tronío. "Expeditivo, veloz, contundente y sobrio pero, sobre todo y ante todo, muy regular", según la nota en la que el Sevilla ha anunciado su deceso.

En el Sevilla jugó una década, entre 1954 y 1964, año en que una lesión lo apartó de los terrenos de juegos de forma algo precoz, a los 32 años.

Valero fue internacional con España una sola vez, en un encuentro en el que debutaron mitos universales como Di Stefano y Luis Suárez. Defendiendo la camiseta del Sevilla, tuvo la oportunidad de jugar la Copa de Europa en la temporada 1957-58, en aquel equipo que la jugó com subcampeón de Liga y que superó al todopoderoso Benfica de aquel momento y al Aarhus antes de caer ante el intratable Real Madrid de Di Stéfano. Fue la primera vez que el Sevilla jugaba en Europa.

Cuando colgó las botas en 1964 siguió vinculado al club de Nervión. Dejó el césped por los banquillos, primero como segundo entrenador de Juan Arza. Y posteriormente como técnico de los escalafones inferiores, en los que dirigió al Sevilla Atlético.

Continuó viviendo en Sevilla y vinculado al club donde tomó renombre como futbolista. Tal fue su vinculación con la entidad de Nervión que fundó, junto a otros ex jugadores, la Asociación de Veteranos, de la que fue presidente un puñado de años, hasta que la edad y los motivos de salud le impidieron seguir ejerciendo esa función.

Tal fue su predicamento y su importancia en la historia del Sevilla que en el otoño de 2012 fue galardonado como el V Dorsal de Leyenda, un reconocimiento que lo emocionó muchísimo. El mismísimo Luis Aragonés quiso estar presente en el sentido y merecido homenaje que le brindó el club.

La enfermedad no lo separó del todo de su querido Sevilla, aunque ya no podía acudir al estadio, del que vivía bien cerca, en el corazón de Nervión. Recientemente, fue invitado al palco del Ramón Sánchez-Pizjuán, el pasado mes de abril, con motivo del partido ante el Villarreal.

En la web del club lamentan así su fallecimiento: "El Sevilla FC, desde todos sus estamentos, quiere trasladar su más sentido pésame a los familiares de allegados de Antonio Valero, una de esas personas que puso su granito de arena para hacer más grande al equipo de su vida, tanto dentro como fuera de los terrenos de juego".

El club informa también de que el responso por su eterno descanso tendrá lugar en el Tanatorio de la SE-30, este jueves a las 16:45.

Requiescat in pace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios