Tecnología

Incidentes laborales en una planta de Foxconn amenazan la producción del iPhone 5

  • El grupo neoyorquino de defensa de los derechos laborales China Labor Watch asegura que hay miles de trabajadores en huelga por las condiciones laborales. La empresa lo niega.

Comentarios 7

El instalador taiwanés de productos electrónicos Foxconn Technology Group ha desmentido este sábado la paralización por una huelga de una de sus fábricas en China responsable entre otros productos de la fabricación del iPhone 5, de Apple. El grupo neoyorquino de defensa de los derechos laborales China Labor Watch informó el viernes de que entre 3.000 y 4.000 empleados comenzaron una huelga en las instalaciones de Foxconn en Zhengzhou por la tarde, para expresar su repulsa por las duras condiciones laborales.

Foxconn, que tiene su sede en Taiwán, negó la noticia y dijo que la planta solo se vio afectada por dos breves parones unos días antes. "Cualquier noticia de que haya habido una huelga de empleados no es exacta", afirmó en un comunicado enviado por correo electrónico. "No ha habido un paro en el lugar de trabajo, en esa instalación o en ninguna instalación de Foxconn, y la producción sigue el calendario".

El mes pasado, miles de personas protagonizaron unos disturbios en su planta de Taiyuan, en el norte de China, interrumpiendo la producción unas 24 horas y subrayando el potencial malestar laboral. "Además de exigir que los empleados trabajen durante las fiestas, Foxconn aumentó sus estrictas demandas de calidad sin brindar capacitación a los empleados para adquirir las habilidades necesarias", aseguró China Labor Watch en el comunicado sobre la supuesta huelga del viernes. "Los inspectores de control de calidad se enfrentaron a los trabajadores y fueron golpeados en múltiples ocasiones por los empleados. La gerencia de la fábrica no ha atendido las quejas de las que emergieron estos conflictos y no ha adoptado medidas para corregirlos", agregó.

Es su nota de respuesta, Foxconn dijo que los altercados tuvieron lugar el 1 y el 2 de octubre, y que fueron "incidentes aislados, tratados inmediatamente y se tomaron medidas, como proporcionar personal adicional para las líneas en cuestión". La empresa también dijo que los empleados que trabajen en las fiestas del Día Nacional lo harán voluntariamente y que se les va a pagar tres veces su compensación horaria habitual, tal y como exige la ley.

Este último incidente se produjo dos días después de la salida al mercado del iPhone 5, lo que levantó las sospechas de que el ritmo laboral se intensificara con el objetivo de cumplir la fecha prevista. Poco antes, a principios de septiembre, se produjo un nuevo suicidio en las plantas de Foxconn, el segundo tras el acuerdo firmado entre esta compañía y Apple para mejorar la situación de los trabajadores. Según el pacto, Foxconn se comprometió a reducir el horario laboral, mejorar los protocolos de seguridad y proporcionar otros beneficios sociales a los ensambladores de productos. El convenio se alcanzó después de que más de un centenar de trabajadores de la compañía amenazara el pasado enero con suicidarse en masa saltando de un tejado de la fábrica.

Este suceso añadió presión a Apple, que aceptó que la organización independiente Asociación de Justicia Laboral (FLA, en sus siglas en inglés) llevase a cabo una investigación, que desveló que los trabajadores chinos de la compañía trabajan, en ocasiones, más de 60 horas a la semana. Foxconn Technology Group es el mayor contratista mundial fabricante de electrónicos para marcas como Apple, Hewlett Packard Co, Nokia y Dell Inc.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios