Denuncia de violación en el 'reality'

Mediaset se queda acorralada con el caso de 'Gran Hermano'

  • La compañía culpa de una campaña de desprestigio de la competencia. La productora Zeppelin justifica que mantiene todos los filtros para evitar situaciones de presuntos abusos como lo sucedido dos años atrás

La concursante víctima de un presunto abuso sexual, Carlota Prado La concursante víctima de un presunto abuso sexual, Carlota Prado

La concursante víctima de un presunto abuso sexual, Carlota Prado / Mediaset

Suenan las alarmas de crisis por Gran Hermano VIP por lo sucedido hace dos años.

Otras marcas se han sumado a la retirada de publicidad por la denuncia de abusos sexuales en la casa con la malagueña Carlota Prado de víctima, en la edición de 2017. A las marcas mencionadas días atrás se han sumado Telepizza, Schweppes, MediaMarkt, Electrodomésticos Milar o Tous.

Los intermedios de GH VIP, pese a ser el contenido más visto en la TV en estos momentos, peligran.

Mediaset España ha respondido esta tarde que están sufriendo en realidad una "campaña denigratoria contra Gran Hermano sobre hechos ocurridos dos años atrás". Medios de toda España se están haciendo eco de la noticia y sus consecuencias, pero Mediaset apunta a que son "acciones de desprestigio avivadas de manera desleal desde los espacios y programas informativos de Antena 3, La Sexta, Onda Cero y algunos de sus portales verticales, a los que también se suma el diario La Razón, con el que comparte accionista el grupo editor", culpando así a Atresmedia, su competencia principal.

La compañía defiende que "se compromete a trabajar responsablemente para superar esta situación a la mayor brevedad posible", protegiendo uno de los programas preferidos por la audiencia española, aunque la crisis por la retirada de anunciantes, que se asemeja a la de La noria en 2011 por la entrevista a la madre El Cuco, hace tambalear en estos momentos al formato.

"Mediaset España se pronunció desde un primer momento sobre los hechos detectados dentro de la casa de Gran Hermano hace dos años. En la declaración oficial se afirmaba que la compañía permanecería atenta a los resultados de la investigación y al esclarecimiento total de los hechos, respetando la intimidad de las personas afectadas", agrega la empresa audiovisual, que recuerda que el caso se encuentra en un juzgado de Colmenar Viejo, donde Mediaset España "no forma parte ni ha sido llamada a declarar".

Cero alcohol en la casa de 'GH'

José María López, el denunciado José María López, el denunciado

José María López, el denunciado / Mediaset

La encargada del formato, Zeppelin TV, a modo de disculpa para evitar la sangría publicitaria insiste en que  "se revisarán los protocolos en el programa" para abordar "posibles situaciones de vulneración de derechos" como el sucedido con Carlota Prado,  quien tras una fiesta en la casa de Guadalix de la Sierra, "en la que se bebió alcohol", fue presuntamente víctima de una "relación sexual no consentida" con quien era su pareja, el murciano José María López, que fue expulsado.

"En estos momentos Gran Hermano estudia reforzar la privacidad del confesionario en situaciones excepcionales, instaurar la política de cero alcohol y reforzar la atención a los concursantes durante y una vez que hayan abandonado la casa", se compromente la productora.

Sobre el caso de Carlota Prado, Zeppelin, acaecido en noviembre de 2017 en GH Revolution, "en esas primeras horas activó los protocolos establecidos, "presentó de forma inmediata la denuncia, expulsó a José María del concurso y trasladó a Carlota a un hotel donde, acompañada de psicólogos independientes y familiares, permaneció porque decidió volver al concurso, que sólo ocurrió una vez obtuvo el alta", expone.

La joven dice haber sufrido secuelas desde entonces y las compañías que están retirando la publicidad apoyan a la participante.

"Gran Hermano ha colaborado siempre con las autoridades aportando todas las pruebas necesarias para la investigación, debidamente encriptadas y custodiadas", ha añadido Zeppelin, que pide disculpas y reconoce que la forma de comunicar los hechos a Carlota en el confesionario no fue la correcta, "en un caso en el que no existían antecedentes en toda la historia del concurso en España", admiten.

"En cualquiera de los casos, y en lo que se refiere a Carlota, desde Zeppelin se insiste en condenar y en denunciar relaciones sexuales no consentidas y por tanto establecerá nuevos límites y medidas en su objetivo de tolerancia cero ante estas situaciones", concluye la de la firma audiovisual.

Mediaset insiste por su parte en asumir su responsabilidad y evitar otros comportamientos similares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios