Vuelve el grupo de los niños de la transición

Parchís regresa en un documental

  • El grupo infantil tuvo un fugaz paso por el estrellato a principios de los 80 y dejó marcados a sus integrantes. Netflix estrena  el 10 de julio un análisis con el reencuentro de los cantantes

Los componentes de Parchís en plena fama musical Los componentes de Parchís en plena fama musical

Los componentes de Parchís en plena fama musical / EFE

En la frontera entre los años 70 y 80 la canción infantil vivió su momento de mayor esplendor, al calor de unas discográficas que percibieron un mercado floreciente y en el que los pequeños podían convencer a los padres para comprar discos e ir a conciertos de los ídolos creados para ellos. De toda la galería de nombres alimentados por las bandas sonoras de la televisión y el cine hay dos nombres fundamentales:Enrique y Ana y el grupo Parchís.

Ambos conjuntos se merecerían atención retrospectiva y reflexión de cómo vivieron y cómo influyeron en su generación. El Cachitos de esta semana precisamente hizo un ejercicio de vocación de estos intérpretes y Netflix es la que ha anunciado que para julio estrenará Parchís: El documental. Los cinco componentes de la formacion volverán a ponerse delante de las cámaras 40 años después de que se convirtieran en un auténtico fenómeno dentro y fuera de nuestras fronteras para contar cómo fue su experiencia infantil y cómo se desarrollaron sus respectivas carreras posteriores.

Aunque Parchís se ha reunido en varias ocasiones en programas como Cine de barrio no se había creado hasta ahora un trabajo de profundidad sobre qué supuso este grupo y cómo fue su fugaz paso por el olimpo de los más vendidos.

Dirigido por Daniel Arasanz y producido por Inedit Producciones, el documental parte del guion de Richard Royuela, quien recoge los testimonios de Yolanda, David, Tino, Gemma y Frank. Hablarán de su salto a la fama en plena infancia, cómo les marcó la popularidad y qué análisis hacen de lo que vivieron. Fueron de los primeros en percibir un pujante fenómeno fan y sufrieron un repentino frenazo al hacerse mayores. “Es un proyecto centrado en una historia humana, con una mirada sincera que aspira a hacer un ejercicio de empatía con el espectador para que logre entender lo que supuso ser protagonista de un éxito tan descomunal, prematuro y sorpresivo”, expone Daniel Arasanz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios