Vivir

Unión de científicos retornados

  • Un grupo de jóvenes crea una red de investigadores que regresan a España tras varios años en el extranjero

Adaptarse a la cultura y costumbres de un país extranjero no es fácil, como tampoco lo es integrarse de nuevo en el país de origen tras varios años trabajando fuera de las fronteras españolas. En 2014, un grupo de jóvenes investigadores fundaron la asociación Científicos Retornados a España (CRE), una red profesional de científicos e investigadores que han regresado a España después de haber desarrollado parte de su carrera profesional en diferentes puntos del mundo. Su objetivo es contribuir a mejorar el sistema de I+D en España aportando las experiencias, ideas y modelos científicos positivos que han vivido en el extranjero, según explica la sevillana Elena Quesada Hernández, vicepresidenta de CRE.

"En el Reino Unido o Alemania existen asociaciones de investigadores españoles con el objetivo de conocer cuántas personas han emigrado a estos países y también como punto de reunión y apoyo entre unos y otros", anota. La SRUK/CERU (Sociedad de Investigadores Españoles en Reino Unido), por ejemplo, comenzó su andadura en julio de 2011 y aglutina no sólo a los científicos españoles que desarrollan sus proyectos en Reino Unido, sino también a los investigadores de cualquier otra área como Humanidades o Historia del Arte.

Uno de sus objetivos es la transmisión de conocimientos, así como la organización de seminarios, conferencias y charlas en las escuelas. "La asociación Científicos Retornados a España nace con este espíritu", apunta Elena Quesada, licenciada en Medio Ambiente por la Universidad Pablo de Olavide y que realizó su tesis en Alemania durante más de cuatro años. "Queremos saber cuántas personas se han ido, cómo se han integrado, cuántas han vuelto y por qué lo han hecho".

Actualmente CRE cuenta con 80 socios, pero, como comenta la sevillana, tienen cerca de mil seguidores en Facebook y son muy activos en las redes sociales.

La asociación se basa en cuatro pilares básicos. Por un lado, realizan una labor de networking entre ellos mismos, informando sobre las diferentes oportunidades laborales más allá de una carrera académica. "A diferencia de España, en países como Alemania, Francia o Reino Unido, los doctores son muy preciados por el sector privado", explica la vicepresidenta de CRE. Además, también ofrecen un servicio de consultoría dirigido a empresas e instituciones públicas: "Nosotros hemos estado inmersos en los sistemas de I+D (Investigación + Desarrollo) de países diferentes a España, podemos aportar nuevas ideas", destaca Quesada.

Otro de los objetivos de esta asociación es el fomento de la formación continua, favoreciendo el reciclaje de los profesionales de diferentes sectores, por ejemplo, informando y formando a médicos sobre las últimas investigaciones. Y, por último, la divulgación científica. "Una de nuestras labores fundamentales es enseñar a la sociedad lo que hemos aprendido. Debemos salir de los laboratorios y devolverle a la sociedad lo nuestro trabajo", señala Elena Quesada. En este sentido, CRE ofrece charlas científicas en bares, una actividad muy común en otros países europeos y con mucho éxito en la cultura anglosajona, según comenta la sevillana, que realizó su tesis sobre Biología del Desarrollo en Alemania y que ahora trabaja en el sector privado en Sevilla.

Quesada aboga por la movilidad y por limitar el tiempo que una persona puede trabajar en una misma empresa o en el mismo puesto. "En Alemania no se fomenta la consanguinidad, la continuidad, dentro de un grupo de investigación. En España somos muy endogámicos", apunta. "El fomento de la movilidad genera nuevas ideas y favorece la apertura de mente".

CRE trabaja ahora en un informe para elaborar un censo de las personas que se han ido y las que han decidido regresar, así como los motivos que llevan a estos investigadores a tomar sus decisiones. "Es necesario atraer talento científico, sea de la nacionalidad que sea", comenta Elena Quesada. "En España existen centros de investigación punteros, pero el país no puede competir con otros países en la atracción de personal, no tiene recursos. Ojalá en España te ofrecieran algo que al menos te hiciera pensar si volver o no. Tenemos centros de investigación de calidad pero no capacidad para atraer talento. No hay financiación suficiente".

La vicepresidenta de la asociación de Científicos Retornados a España cree que el sistema I+D y la inversión pública destinada no debe cambiar en función de quién esté en el Gobierno. "La ciencia española necesita estabilidad financiera. Hay picos en función del Gobierno que esté. Esto no debería ser así. Se debería establecer una inversión fija", señala Elena Quesada. "Por desgracia, la ciencia es lenta y necesita financiación estable a largo plazo y en el resto de países europeos lo saben".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios