Sucesos | asalto a mano armada a una vivienda de valencina de la concepción

Tres encapuchados encañonan a un empresario para robarle en su chalé

  • Los asaltantes, armados con escopetas, ataron y amordazaron a un matrimonio de Valencina y amenazaron con hacerle "daño de verdad" a la mujer si no les daban dinero

La calle de Valencina en la que ocurrieron los hechos./VÍCTOR RODRÍGUEZ La calle de Valencina en la que ocurrieron los hechos./VÍCTOR RODRÍGUEZ

La calle de Valencina en la que ocurrieron los hechos./VÍCTOR RODRÍGUEZ

Comentarios 1

"Eran las ocho y cinco minutos de la mañana. Yo volvía a casa de llevar a los niños al colegio. Cuando entré, vi en la escalera a dos individuos que se tapaban los rostros con bragas de motoristas y que me encañonaban con escopetas. A mi mujer la tenían arriba, atada de pies y manos y amordazada. Había otro más. Eran tres, y posiblemente alguno más que les esperaba en la calle en un coche". Así arranca el relato de un empresario que sufrió ayer un robo con violencia en su casa de Valencina de la Concepción. Tanto él como su esposa recibieron varios golpes en la cabeza y en el hombro, pero sólo sufren lesiones leves. Los ladrones se llevaron una determinada cantidad de dinero que la víctima no quiso precisar, varios relojes y teléfonos móviles.

La víctima llamó la tarde antes a la Guardia Civil al ver a dos personas sospechosas

El empresario también fue amordazado y atado de pies y manos. Cuando estaba inmovilizado, los asaltantes cogieron a su esposa del pelo y la arrastraron por el suelo delante de él. Ya la habían estado golpeando para que les entregara dinero. "Pero mi mujer no sabe dónde guardo yo el dinero. Ella les dio los relojes y los móviles. Por eso me estaban esperando a mí. Creo que los teléfonos se los llevaron simplemente para que ella no pudiera llamar a nadie, seguramente se habrán deshecho de ellos rápidamente".

Con la esposa en el suelo y él atado y amordazado, los asaltantes le hicieron una pregunta: "¿Quieres que le hagamos daño de verdad?". El empresario negó con la cabeza y pidió que le liberaran las piernas para llevarles al sitio en el que guardaba el dinero. Así lo hizo. "Les di todo lo que había en la casa y les pedí que por favor se fueran. Estaba a punto de llegar una chica que trabaja en la casa y quién sabe qué podía pasar si los sorprendía así. Dos de ellos querían irse pero otro insistía en que les diera más. No tenía nada más y así se lo dije, que podía llevarse toda la mañana revolviendo la casa que no iba a encontrar nada".

Dibujo: Rosell Dibujo: Rosell

Dibujo: Rosell / víctor rodríguez

Con el botín obtenido, los tres atracadores se dieron a la fuga. A los pocos minutos llegó la empleada del hogar. "No quería que llegara y nos viera porque se podían poner más nerviosos de lo que estaban". Las víctimas de este asalto llamaron a la Guardia Civil, que abrió una investigación y estuvo inspeccionando la vivienda. Los agentes de la Policía Científica de este cuerpo estuvieron revisando todo el escenario del robo para tratar de encontrar alguna huella o resto biológico que ayude a identificar y localizar a los autores. La vivienda está equipada con cámaras de videovigilancia pero sólo grabaron el audio y no el vídeo. No se descarta que los asaltantes taparan o pintaran los objetivos de las cámaras y anularan así los equipos de filmación.

Los ladrones entraron por el garaje de la casa a primera hora de la mañana

Los tres atracadores accedieron a la vivienda por el garaje. El empresario había salido poco antes para llevar a los niños al colegio. "Suelo esperarme a que se cierre la puerta antes de irme, pero hoy iba un poco apurado y no lo hice. No sé si aprovecharon para entrar, si tenían una máquina para clonar la señal del mando o si utilizaron un inhibidor de frecuencia y la puerta no se cerró. No sabría decirlo, la verdad". En cualquier caso, los ladrones aprovecharon la salida del empresario para entrar en la vivienda y sorprender a la mujer, que se había quedado sola en el chalé.

La víctima de este robo llamó la tarde del lunes a la Guardia Civil porque había visto a dos personas que le resultaron sospechosas merodeando por las inmediaciones de su casa. "Eran dos de los que han entrado hoy. Iban andando y se pasaron una hora mirando las casas. Sabía que iban a robar, aunque no me podía imaginar que iba a ser en la mía y a mano armada". La Guardia Civil envió una patrulla pero los agentes no detectaron a nadie sospechoso. Hace dos semanas hubo un robo similar en Espartinas y no se descarta que se trate de una banda que esté robando por todo el Aljarafe."Es importante que se extreme la vigilancia", pidió el empresario, que hace cinco años ya sufrió otro robo en su casa, aunque en aquella ocasión con la vivienda vacía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios