La plana mayor del PP-A respalda a Rajoy a quince días del congreso

  • El líder popular dice en su visita a Jerez que nadie de su partido se arrepentirá de haberle dado su aval porque estará "a la altura de las circunstancias"

Comentarios 1

"Vamos a trabajar por tener 12 millones de votos, lo que implica cambiar algunas cosas, pero sin renunciar a nuestros principios. Vamos a representar a más personas, lo que supone un esfuerzo adicional. Vamos a dialogar con todos, a entendernos con todos, vamos a estar más cerca de la gente". Estas palabras fueron el momento cumbre de la intervención de Mariano Rajoy en un acto del PP ayer en Jerez.

Rajoy evidenció durante su intervención la seguridad con la que cuenta su candidatura acerca del apoyo de la inmensa mayoría de los compromisarios que el PP andaluz enviará al próximo congreso del partido; de hecho, estuvo acompañado en su visita por la plana mayor del PP-A. "Nadie se va a arrepentir de haberme dado su aval y de votarme. El apoyo de los militantes me obliga mucho, es lo que más me importa. Voy a estar a la altura de las circunstancias", señaló, para lanzar a continuación un mensaje claro de los principios en los que basa su candidatura. Un mensaje muy similar al que ya expuso la pasada legislatura en momentos de máximo enfrentamiento con el PSOE: "España es un país de ciudadanos libres e iguales. Queremos libertad, solidaridad e igualdad de derechos y oportunidades", afirmó.

Luego recogió el guante que instantes antes le había lanzado el presidente del PP-A, Javier Arenas, al afirmar que "ahora conozco mucho mejor Andalucía que hace cuatro años" y comprometerse a batir el récord de visitas que hizo durante la pasada legislatura: 120. Rajoy destacó el "enorme potencial" con que cuenta Andalucía, animó al partido a seguir abriéndose a la sociedad -con anterioridad había felicitado a Arenas por los buenos resultados en las elecciones generales y autonómicas- y dijo que "las cosas se pueden hacer mejor de lo que lo hace la Junta. No tengo dudas de que si Javier (Arenas) sigue con la ilusión que ha demostrado estos años los ocho escaños que nos separan (en Andalucía) de la mayoría absoluta serán nada. Aquí tenemos a vuestro próximo presidente", dijo.

Tras descalificar la política de Zapatero durante la pasada legislatura, enfatizó que "ha llegado el momento de que el Gobierno resuelva los problemas de los ciudadanos". "El Gobierno tiene que hacer dos cosas: decir la verdad (sobre crisis) y gobernar, tomar decisiones. Seguro que España saldrá de la crisis, seguro, pero la cuestión es cómo y cuándo. Ya no valen leyes sin contenido, ahora toca gobernar. Han estado cuatro años sin hacer nada", dijo, para anunciar a continuación su disposición a llegar a acuerdos de Estado con el PSOE. En este sentido, citó a ETA, aunque "siempre que sea únicamente para su derrota", y anunció un paquete de medidas que llevará la semana próxima al Congreso para aliviar la situación en el sector del transporte y la pesca por el precio del gasóleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios