Ganar fuera, la asignatura pendiente

  • El equipo de Casimiro visita al Valencia sin conocer la victoria lejos de San Pablo en la segunda vuelta.

Cinco partidos como visitante aguardan al Baloncesto Sevilla en la recta final de la temporada 2015-16 de la ACB. Cinco escalas de distinta envergadura y dificultad en función del rival que espere en la terminal de llegadas: Valencia, Bilbao, Tenerife, Manresa y Zaragoza. Cinco citas marcadas en rojo en el calendario de Luis Casimiro, consciente de la necesidad de cosechar un pronto triunfo a domicilio que contribuya a amarrar cuanto antes la salvación.

Pero lejos de San Pablo, sin el arropo de sus aficionados, sin la seguridad que transmite una cancha que se conoce hasta el último centímetro y sin el recuerdo de alguna de las gestas protagonizadas a lo largo del curso -sirva como ejemplo el meritorio triunfo de los hispalenses ante el Unicaja allá por noviembre para refrescar la mente de los seguidores- este equipo tiende a flaquear en los momentos decisivos, algo que han sabido aprovechar no pocos rivales.

El CB Sevilla lleva demasiado tiempo sin saborear las mieles del éxito fuera de sus dominios. Tanto es así que desconoce lo que es ganar en esta segunda vuelta del curso, ya que sus dos únicas victorias se remontan al inicio del mismo.

Fuenlabrada, en su enfrentamiento correspondiente de la quinta jornada (79-81) y Guipuzkoa (68-76), en la octava, han sido las únicas víctimas de la versión visitante del CB Sevilla. Un pobre bagaje que el plantel de Casimiro confía en revertir en su próximo compromiso.

Pero enfrente estará un poderoso Valencia Básket, segundo clasificado, que parte como favorito para alzarse vencedor este domingo en la Fuente San Luis. Los números le dan la razón: 11 victorias como local y sólo dos derrotas, ante Baskonia y Estudiantes.

Semejante panorama bien podría amedrentar al CB Sevilla antes siquiera de poner un pie en la cancha de su próximo adversario. Sin embargo, el cuadro hispalense se agarra a dos aspectos para intentar dar la campanada en la vigésimo sexta jornada.

Por un lado, conviene apuntar que los pupilos de Casimiro, si bien no conocen la victoria como visitantes en la segunda vuelta, sí han vendido caras muchas de sus derrotas, como las encajadas ante Unicaja, Joventut y UCAM Murcia. Duelos en los que llegó vivo y con opciones al último cuarto. Algo que deberán repetir.

Además, el Valencia ya no es un conjunto imbatible en su feudo y sus dos únicas derrotas son recientes: hace dos semanas cayó ante Estudiantes (62-68) y hace cinco, frente al Real Madrid (94-95).

Quizá no sean suficientes argumentos para confiar en que el CB Sevilla volverá de Valencia con una sonrisa. Pero para lamentarse siempre hay tiempo, así que mejor afrontar el duelo con optimismo por si suena la flauta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios