Montxo Algora. Creador de ArtFutura

"Aunque en el móvil y textos cortos, ahora se lee más que nunca"

"Aunque en el móvil y textos cortos, ahora se lee más que nunca" "Aunque en el móvil  y textos cortos, ahora se lee más que nunca"

"Aunque en el móvil y textos cortos, ahora se lee más que nunca"

Comentarios 1

-Criaturas Digitales es el tema central de ArtFutura de este año. ¿Por qué lo eligió?

-Es también el título de la exposición. Todos, de alguna forma, nos estamos convirtiendo en criaturas digitales porque la mayor parte de nuestras actividades se realizan en el ámbito digital. Por ejemplo, las transferencias bancarias o el propio arte, y en ArtFutura tratamos de centrarnos en los aspectos más creativos. El elemento crucial en todo cambio tecnológico es la humanidad.

-Usted ha afirmado que internet es un nuevo cíborg. ¿se podría considerar también una criatura digital?

-De la misma que todos somos criaturas digitales, también se puede hablar de una mente global que sería la mezcla de todos los ordenadores conectados a través de la red de redes. Todas esas extensiones crean un cíborgglobal del cual todos formamos partes: son miles de puntos de consciencia conectados a través de la tecnología.

-¿Criaturas digitales es sinónimo de cíborg?

-Básicamente es lo mismo. Cíborg, un concepto de un autor húngaro, es la idea del hombre y sus extensiones, todos esos elementos, como nuestro teléfono, que en cierto sentido es un apéndice que le añadimos al cuerpo físico para potenciarlo. Ya no somos los mismos de hace 20 siglos.

-Bueno, no somos los mismo que hace medio siglo.

-Sí, sobre todo a partir de los años 90, que es cuando la tecnología adquiere una preponderancia vital. Desde el año 94 o 95, que es cuando explota internet, la mayor parte de nuestras actividades son radicalmente porque se producen en el ámbito digital. Cuando quieres encontrar un restaurante para cenar esta noche o tienes una duda, ya no llamas a fulanito, buscas en internet y sabes la respuesta.

-Al ritmo que evoluciona esto, ¿qué hay después de las criaturas digitales?

-Nuestras primeras ediciones trataron el tema de la realidad virtual y después ha estado muchos años en hibernación. Ahora se está volviendo a hablar mucho porque han aparecido una serie de dispositivos o interfaces que llevan la realidad virtual o la realidad aumentada infinitamente más lejos. En los próximos 40 o 50 años no sé lo que va a suceder, pero en los próximos 20 sí está estudiado que la capacidad tecnológica seguirá aumentando de forma exponencial.

-Aunque hay muchas corrientes, entre los creadores de ciencia ficción es recurrente imaginarse un futuro muy sucio, con mundo con más o menos presencia de la tecnología pero medioambientalmente destrozado. ¿Usted imagina un futuro más humano, destrozado, aséptico...?

-Yo creo que estos nuevos medios las multiplican todas esas posibilidades. Por eso considero que momentos como éste son cruciales en la historia de la humanidad, porque en realidad no es algo que nos viene hecho. Tenemos herramientas que nos posibilitan ir en una dirección o en otra. Más vale que se tenga muy claro lo que se desea.

-¿Esa imagen de un futuro apocalíptico funciona entonces como una forma de crear conciencia?

-Una de las posibilidades de la ciencia ficción es esa: imaginar escenarios que se pueden producir para que no se produzcan. En ese sentido puede ser tremendamente positiva. Quizás por eso, ese futuro apocalíptico, sucio y horroroso está hasta demasiado extendido en nuestro imaginario colectivo.

-Usted no es apocalíptico entonces, ¿no?

-Yo creo que el mundo actual ya es bastante apocalíptico. Creo que tienes que buscar las soluciones positivas y que no te llegarán si no las buscas.

-Ahora están surgiendo voces muy críticas sobre la supuesta democracia real que iba a instalar Facebook. ¿Cree que el fenómeno de las redes sociales está empezando a verse como un bluff?

-Las redes sociales sólo son lo que hemos hecho toda la vida, pero en el ámbito digital. Antes la gente intercambiaba cartas, se enviaba fotos... Alguien tuvo la idea brillante de plantear que todo eso pudiésemos hacerlo de forma digital y de forma mucho más poderosa. Las redes sociales no desaparecerán porque es algo que va en la necesidad de comunicarnos, lo que sí desaparecerán serán las formas de hacerlo.

-También hay autores para los que este nuevo tipo de comunicación aísla al individuo, como por ejemplo los creadores de la serie Black Mirror. Son los apocalípticos en los social.

-Es un momento muy curioso. Hay gente que se queja de que ahora la gente no lee mucho pero se lee más que nunca, aunque sea a través de la pantalla del teléfono y con textos cortos. A partir de la explosión de internet cuando todo esto estalló pero todavía lo estamos digiriendo. El arte tiene un papel muy importante porque contribuye a crear ese imaginario colectivo, las imágenes que se nos han quedado en la retina. Y todo eso ayuda a crear el futuro. El problema es que hoy por hoy nuestro imaginario colectivo es muy triste y muy agresivo. Aunque tiene aspectos muy positivos, el imaginario colectivo del presente es muy negativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios