Un informático cambió a Camps por El Bigotes en tres facturas

  • Un empleado de Forever Young admite que modificó tres registros de venta a nombre del ex presidente valenciano para cobrárselos al responsable de Orange Market

Comentarios 6

Un informático admitió ayer ante el jurado de la denominada causa de los trajes del caso Gürtel que, a petición de los responsables de la tienda de ropa Forever Young, modificó tres registros de venta sustituyendo el nombre "Camps" por la inscripción "Alv. Pérez" que, según afirmó, corresponde al nombre del director de la firma Orange Market, Álvaro Pérez, El Bigotes.

Este testigo, Francisco Ferre, fue el responsable de los sistemas informáticos de este comercio hasta el pasado mes de enero, cuando dejó de trabajar con ellos al creer que trataban de implicarlo en los pleitos que mantenían el propietario de esta firma, Eduardo Hinojosa, y el ex director de la misma, el sastre José Tomás.

Según relató ayer en la vista que se sigue en el Palacio de Justicia de Valencia contra el ex president de la Generalitat Francisco Camps y el ex secretario regional del PP Ricardo Costa, en marzo de 2009 la contable de Forever Young, Raquel Vázquez, le remitió dos correos electrónicos solicitándole la modificación de tres registros informáticos.

Estos registros correspondían a tres ventas con el nombre de "Camps" y el número de cliente 394, asociado, según los autos, a Francisco Camps. También le llamaron para que lo hiciera otros responsables de la tienda.

Vázquez aseguró en su comparecencia del miércoles que estos correos los había enviado un hacker que se había infiltrado en su ordenador.

Ferre comprobó que existían otros dos registros con ese nombre y este número de cliente, los cuales, al parecer, ya habían sido impresos y remitidos al juzgado.

El jurado pudo ver una de las imágenes de estos recibos aportadas por la empresa a requerimiento de la Fiscalía, en la cual aparece tachado el espacio donde se escriben los datos del cliente, y en el que según el testigo también ponía el nombre de Camps.

Concretamente, Vázquez le pidió que sustituyera "Camps" por "Alv. Pérez", y el número de cliente 394 por el 571, que era el de Álvaro Pérez, y así lo hizo, según ha admitido. El informático entregó copia de todas estas acciones a un letrado, porque entendió que los responsable de la empresa podían "tergiversarlo todo" y utilizarlo todo en su contra.

Según contó, el pasado mes de enero, Hinojosa y Vázquez también le pidieron que firmara un escrito -elaborado por ellos- en el que él mismo certificaba que la base de datos de las cajas de la tienda era inviolable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios