Israel completa hoy el canje por Shalit con la excarcelación de 550 palestinos

  • Más de la mitad de los presos pertenecen a Al Fatah, el partido del presidente Abbas

Israel acabará hoy de cumplir acuerdo alcanzado para el regreso a casa del soldado Guilad Shalit con la excarcelación de 550 palestinos, todos menos dos sin delitos de sangre, en la segunda fase del canje iniciado hace dos meses.

Esta segunda lista de reclusos, publicada el miércoles, fue confeccionada por Israel (como marcaban los términos del intercambio), por lo que no incluye miembros de Hamas o la Yihad Islámica.

Casi todos volverán a sus casas en Cisjordania, aunque en la relación hay 43 de la Franja de Gaza, dos de Jerusalén Este y otros dos jordanos, según la agencia palestina Maan.

La mayoría estaban condenados como máximo a cinco años de prisión, con gran parte cerca de cumplir su pena.

Más de la mitad, concretamente 300, pertenecen al movimiento nacionalista Al Fatah, que encabeza el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas.

Así lo había recomendado el Ejército israelí para reforzar ante los palestinos la imagen de Abbas (que apuesta por la negociación con Israel) frente a la de Hamas, gran beneficiada de la primera fase del canje, que tuvo lugar en octubre. En ésta, Israel excarceló a 477 presos palestinos (incluidos responsables directos de atentados que dejaron decenas de muertos) a cambio del soldado Shalit, que había sido capturado cinco años antes por tres milicias palestinas, entre ellas el brazo armado de Hamas.

El viernes, como se esperaba, el Tribunal Supremo eliminó la última traba para la conclusión del acuerdo, cuya materialización se había puesto en duda este mes por la última escalada de violencia entre Israel y las milicias palestinas de Gaza.

La presidenta de la máxima corte, Dorit Beinish, y otros dos magistrados, Asher Grunis y Elyakim Rubinstein, rechazaron la petición de aplazamiento de la excarcelación presentada por la organización derechista Shurat HaDin y dos familias de víctimas israelíes.

En la demanda alegaban que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, debería consensuar con su Gobierno un listado claro de criterios para la selección de los presos que recobrarán la libertad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios