Siria firma el acuerdo para la entrada de observadores árabes

  • La oposición asegura que se trata de un engaño más del régimen de Damasco

El régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, firmó ayer un plan de la Liga Árabe para poner fin a la violencia en el país y que contempla la entrada de observadores árabes, según informó el ministro de Exteriores Walid al Moallem. La firma del acuerdo tuvo lugar en la sede de la Liga Árabe en la capital egipcia, El Cairo. El texto contempla la entrada de una misión de observadores árabes a Siria, informó el ministro sirio.

Según Al Moallem, Damasco tomó esa decisión después de que la organización panárabe aceptara un 70% de los cambios exigidos por su gobierno en el protocolo. La Liga Árabe apuntó sin embargo que el documento permaneció prácticamente intacto salvo en algunas formulaciones.

El cambio de postura de Rusia, que la semana pasada dio señales de estar dispuesta a aumentar la presión sobre Damasco, jugó al parecer un papel fundamental en la decisión de firmar el acuerdo. "La posición de Rusia está clara. Aconsejó a Damasco firmar el protocolo, y lo hemos hecho", explicó Al Moallem.

Moscú, por su parte, expresó ayer su confianza en que la firma del acuerdo contribuya a la estabilización del país. "Debería aprovecharse esta oportunidad", expresó el Ministerio de Exteriores en declaraciones recogidas por la agencia Interfax.

Según el secretario de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, los primeros observadores comenzarán a llegar a Siria en las próximas 48 horas. La primera delegación de observadores estará encabezada por el asesor del secretario de la Liga, Samir Saif al Yazal. Cada misión estará compuesta por diez observadores, entre ellos defensores de los derechos humanos, que visitarán un centenar de puntos del país.

Por su parte, el presidente del opositor Consejo Nacional Sirio (CNS), Burhan Galiun, aseguró en Túnez que la firma por parte de Siria del protocolo de la Liga Árabe para aceptar observadores es "un engaño" del régimen de Damasco.

"Creemos que son palabras sin valor, es parte de un engaño para cubrir las derrotas que está sufriendo el régimen", dijo Galiun.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios