Trump se distancia de la Asociación del Rifle en el debate sobre las armas

  • El presidente reitera su apoyo a algunas propuestas para el proyecto de ley que la NRA rechaza y acusa al Congreso de tener "miedo"

El presidente estadounidense, Donald Trump, se distanció el miércoles de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), con la que mantenía una estrecha relación desde su campaña electoral, y acusó al Congreso de tener "miedo" de ese grupo de presión contrario a ampliar el control de armas en EEUU.

En una reunión con un grupo bipartidista de congresistas y senadores, Trump reiteró su apoyo a algunas propuestas que la NRA rechaza y se opuso rotundamente a incluir una de las prioridades de ese grupo de presión en el "exhaustivo" proyecto de ley sobre armas que, a su juicio, debe aprobar cuanto antes el Congreso.

"Algunos de ustedes están petrificados de (miedo de) la NRA, y no pueden estarlo", aseguró Trump en la sesión, que los periodistas pudieron observar durante más de una hora.

El presidente reiteró su voluntad de aumentar de 18 a 21 años la edad mínima para comprar rifles semiautomáticos bajo la ley federal de EEUU, una propuesta a la que la NRA se opone.

"Sé que esto no es algo popular en lo relativo a la NRA, pero lo diré. Ahora mismo tienes que esperar a tener 21 para comprar una pistola, pero puedes comprar el tipo de arma que se usa en los tiroteos de las escuelas con 18", lo que "no tiene sentido", opinó.

Preguntado por la senadora demócrata Dianne Feinstein por si firmará una ley que aumente esa edad mínima, Trump no quiso comprometerse, pero dijo que lo pensará seriamente.

Trump también acusó al senador republicano Pat Toomey de tener "miedo" de la NRA cuando éste reconoció que no había incluido ese aumento de la edad mínima en el proyecto de ley que impulsó sin éxito en 2013 para reforzar el control de armas tras el tiroteo que mató a 20 niños en una escuela en Newtown (Connecticut).

El presidente recordó que el pasado domingo almorzó con los líderes de la NRA y aseguró que son "patriotas que aman" su país, pero eso "no significa que haya que estar de acuerdo" con ellos.

Hasta ahora, Trump había tenido cuidado de no contradecir a la NRA, un grupo que donó 30 millones de dólares a su campaña en 2016 y al que él mismo prometió que tendrían "un amigo en la Casa Blanca".

El mandatario no descartó que la NRA pueda ajustarse a su posición y pidió al Congreso aprobar una gran ley que aborde varios de los problemas relacionados con los frecuentes tiroteos en escuelas, un proyecto que, según pronosticó, tendrá "mucho éxito" y reunirá "más de 60 votos" en el Senado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios