Muere el pintor onubense José María Franco

El artista y pintor onubense José María Andrés Franco Gutiérrez, más conocido como José María Franco, falleció ayer tarde en Aracena a los 80 años. En los últimos años, debido a su edad, había padecido distintos problemas de salud, aunque su ímpetu y espíritu le habían mantenido activo hasta los últimos días.

Nació en 1936 en Huelva, hijo y padre de artistas, y residió a lo largo de su vida en la capital, en Ayamonte y en Aracena, donde ha pasado sus últimos años, en el que consideraba su pueblo. Todos estos lugares marcaron su vida personal y pictórica. Estudió Bellas Artes en Sevilla, en la Real Academia de Santa Isabel de Hungría, donde luego ejerció la docencia hasta su jubilación. Fue discípulo de Pedro Gómez, de quien recibió una gran influencia, en especial del paisaje y la luz, así como de Vázquez Díaz y Gustavo Bacarisas, a quienes conoció personalmente.

José María Franco dominó técnicas y disciplinas como el óleo, el dibujo, el cartelismo, el grabado, el pergamino y, sobre todo, la acuarela, una de sus favoritas. Acumuló a lo largo de su trayectoria infinidad de trabajos como portadista, ilustrador, maquetista de publicaciones y fue autor de numerosos carteles anunciando importantes fiestas y eventos, como su querida Semana Santa.

José María Franco era miembro de la Academia Iberoamericana de La Rábida, cuyo discurso de ingreso dio en Aracena el 23 de junio de 2011. Además, fue fundador de la Asociación de Acuarelistas de Andalucía y miembro de la Academia de las Artes y Letras de Portugal. Además, de Medalla de Oro de la Universidad de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios