Camas

El alcalde está siendo víctima de un caso de usurpación de identidad

  • Su DNI ha sido usado para contratar líneas de teléfono e internet y está en una lista de morosos.

Comentarios 4

La usurpación de identidad -el uso de los datos, incluido el DNI de otra persona, para adquirir bienes o servicios- es un fenómeno en alza y de cuyo riesgo nadie está exento. Ni siquiera las autoridades públicas. Es el caso del alcalde de Camas, Rafael Recio (PSOE), que en enero denunció ante la Policía Nacional que una persona había adquirido y financiado, usando su número de carné, una línea de teléfono y otro servicio de internet, que incluía una tablet, con la compañía Vodafone que habían generado una deuda de más de 521 euros, por la que ha sido incluido en un fichero de morosos, de los que consultan las entidades bancarias antes de conceder créditos.

En su caso, se percató de que sus datos estaban siendo utilizados cuando su mujer realizaba gestiones para financiar una compra y el banco se la denegó, aduciendo que su marido estaba en un fichero de morosos. Tras acudir a la Oficina Municipal de Información al Consumidor de Camas y pedir la información a la base de datos en cuestión -Experian- constató que a su nombre constaban varias deudas impagadas, una de 371,21 euros, por un alta en una línea de teléfono, y otra de algo más de 150 euros, por otro servicio de datos, que nunca contrató. Fue entonces cuando lo relacionó todo con la sustracción de su cartera, meses antes. Nunca recuperó el DNI que, según parece, ha sido utilizado para estas adquisiciones.

El regidor, que es también presidente de la Mancomunidad para el Fomento y el Desarrollo del Aljarafe, puso la denuncia en febrero. Pero, hasta el momento, no ha tenido noticias, asegura. Se da la circunstancia de que el domicilio de recepción de esos dispositivos móviles está en la propia Camas, en la barriada de La Pañoleta, según consta en la denuncia a la que tuvo acceso este diario.

El regidor mostró ayer su inquietud y la incertidumbre por que el tema no se haya resuelto. El hecho de que su DNI haya sido incluido en una base de datos de morosos puede estar impidiendo que siga siendo utilizado para adquirir otros bienes. Pero, según consta en el mismo escrito que le remitió Experian, se apunta que otras entidades financieras y compañías de telecomunicaciones han hecho consultas sobre ese DNI y desde diferentes puntos de la geografía española: como oficinas del BBVA y de ING Direct en Madrid, otra de Caixabank en Barcelona y una cuarta de Cajasur, en Córdoba. También hay consultas de Vodafone y Orange, en Alcobendas y Pozuelo de Alarcón, respectivamente, lo que revelaría que se están intentando hacer nuevas compras con el mismo.

Recio admite que su preocupación aumenta por el hecho de ocupar un cargo público y que sus datos puedan ser utilizados para alguna otra actividad ilícita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios