Reforma para mejorar la distribución y evitar la entrada de fármacos falsificados

El Consejo de Ministros aprobó, a propuesta del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, un proyecto de Ley que modifica la actual Ley del Medicamento de 2006 para incrementar las garantías de calidad, evitar la entrada de fármacos falsificados y mejorar la transparencia y comunicación ante posibles problemas de seguridad.

El texto incorpora para ello dos directivas Europeas sobre estas materias, al tiempo que actualiza el régimen de infracciones y sanciones en materia de medicamentos, productos sanitarios y cosméticos. Una de las directivas europeas que incorpora esta modificación legislativa, la 2011/62, supone un "refuerzo imprescindible" de las garantías en la fabricación y distribución de los fármacos y sus principios activos, así como en la venta legal de medicamentos a través de Internet y en la prevención de la entrada de medicamentos falsificados en el canal legal de suministro. Se reforzarán las garantías de seguridad en el suministro de medicamentos mediante la puesta en marcha de nuevas "buenas prácticas de distribución", y se establece un mayor control de todos los agentes que participan en la cadena de distribución.

También se darán mayores garantías de calidad cuando el origen del medicamento o de sus principios activos sea un país no perteneciente a la Unión Europea, lo que supone nuevas obligaciones en las actividades de inspección, y el aumento de inspecciones a fabricantes de principios activos ubicados en terceros países. También se endurece el control de los almacenes de medicamentos en las zonas francas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios