El sentimiento religioso de Dubé

  • El veterano artista y cofrade se vale del Señor de Pasión, el misterio de los Servitas y la Macarena para anunciar la pasión, muerte y resurrección en su cartel de Semana Santa

Comentarios 16

Pasión, Servitas y Macarena. Antonio Joaquín Dubé de Luque, prolífico artista sevillano, cumplió con el encargo de realizar el pregón pictórico de la Semana Santa de Sevilla mediante un cartel compuesto por tres escenas distintas. El autor, según explicó durante la presentación, se ha basado en la vertiente religiosa de la fiesta para representar, a través de esas tres imágenes, la pasión, la muerte y la resurrección del Señor. Un cartel pintado al óleo sobre tabla, que tiene como base los tonos morados como color penitencial.

"Para los creyentes, la Semana Santa es la manifestación de la fe en la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Para los que no creen, es la mayor exposición de arte y artesanía del mundo, totalmente gratuita y por las bellas calles de la ciudad", explicó Dubé. Tras desechar varias ideas, "hice muchos bocetos; algunos los rompí, otros los conservo y darían para cuatro carteles más", el artista decidió centrarse en el sentimiento religioso de la fiesta para plasmarlo en el cartel mediante esas tres escenas: la pasión, "con la sublime cabeza del Señor que lleva esa advocación y que es una de las joyas de la cristiandad". La muerte, "del Señor de la Providencia, con esa placidez no exenta de dramatismo en el regazo de la Virgen de los Dolores, en su paso, como si fuera una nave que se abre camino entre las nubes de incienso". Y la resurrección, "en el interior de la Catedral, iluminado el palio de la Esperanza, que nos hace sentir la resurrección de Cristo a través de su cara". Dubé también se detuvo en resaltar que, para pintar el paso de misterio de los Servitas, se había valido de la luz neutra del atardecer. Y Para representar la estación de penitencia, cogió parte del último tramo de cirios verdes de la Macarena, cofradía en la que lleva más de 60 años de hermano. "Algo que nunca se había representado: Pasión, Servitas, la Puerta de los Palos, y los nazarenos cumpliendo el final de la estación de penitencia en el interior de la Catedral".

La presentación del cartel de la Semana Santa se celebró, por segundo año consecutivo, en la sede central de la Caja Rural del Sur y contó con una masiva afluencia de cofrades. El vicepresidente del Consejo de Cofradías, Carlos Bourrelier, fue el encargado de presentar al cartelista, "un artista sevillano, cofrade comprometido", y diseccionar toda su trayectoria como diseñador, imaginero, pintor, o restaurador. Bourrelier se refirió a Dubé como "casi un contemporáneo hombre renacentista".

Por parte del Ayuntamiento es tuvo presente el delegado del Fiestas Mayores, Gregorio Serrano: "Estamos orgullosos y contentos de que él sea el autor del cartel". Por su parte, Adolfo Arenas, presidente del Consejo, hizo un pequeño alegato en favor de la tradición en la Semana Santa: "Huir de ella en esta materia es algo que se aleja mucho de nuestro espíritu. Creo que es lo más justo, acertado y oportuno". Respecto al pintor, Arenas no pudo disimular a alegría: "El único claustro que no habías pisado era el del cartel. Ya estás dentro, y por la puerta grande".

El acto estuvo amenizado por el cuarteto Epali que interpretó diversas composiciones. Entre ellas, la marcha Hiniesta de Sevilla en homenaje a su autor, Manuel Cabalgante Ortiz, fallecido a la edad de 25 años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios