Arenas lamenta "profundamente" el incidente en el homenaje a Jiménez Becerril

  • El candidato del PP a las elecciones andaluzas espera "que no se vuelvan a producir" hechos como los vividos en la ofrenda floral en Don Remondo, cuando una mujer increpó al alcalde de Sevilla.

Comentarios 18

El presidente del PP andaluz y candidato a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas, ha manifestado hoy que lamenta "profundamente" los incidentes ocurridos durante el acto de homenaje al concejal del PP Alberto Jiménez-Becerril y su esposa, en el décimo aniversario de su asesinato a manos de ETA.

El líder de los populares andaluces se ha referido de esta forma al momento en el que durante el acto celebrado ayer en la calle Don Remondo, lugar en el que hace diez años fueron asesinados Alberto y Ascensión, una ciudadana increpó al alcalde de la ciudad, el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín.

"Lamento muchísimo los incidentes que se produjeron ayer. Lo lamento mucho", ha señalado Arenas, quien ha añadido que los actos de homenaje a estas dos personas asesinadas por la banda terrorista tienen que "interpretarse en la ciudad siempre como un elemento de suma, de cohesión y de unidad de todos los sevillanos".

En su opinión, "todos" deben poner de su parte para que no se vuelvan a producir "cuestiones de esas características", ya que Alberto y Ascensión "a los que tanto hemos llorado" deben convertirse en un "símbolo" de todos los ciudadanos "independientemente de que fueran nuestros amigos y nuestros compañeros".

Según el líder del PP andaluz, los hijos del matrimonio asesinado hace diez años por ETA desearían verlos reflejados como "símbolos de democracia y de libertad" en la ciudad.

"Nosotros tenemos la obligación moral de cuidar de su familia, de su memoria, de sus ideas y tenemos la obligación moral de derrotar a aquellos que brindaron con champán la noche que los mataron", ha sentenciado el candidato del PP a la Presidencia de la Junta.

El acto de homenaje en la calle Don Remondo culminó ayer con cierta tensión después de que una mujer increpara al alcalde con frases como "no queremos poesía sino que ilegalicéis a ETA" o "Tú te quedas tan tranquilo diciendo palabras huecas".

"Estáis traicionando al país, estáis traicionando a España", le reprochó la mujer al alcalde, quien le escuchó pacientemente y sólo pudo decir la frase "llevamos diez años haciendo lo mismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios