Condenado a otro año de cárcel el abogado que denunció a Serrano

  • Atacó a dos policías nacionales en medio de una disputa por la entrega de unos menores de edad

Una imagen de la Sala del TSJA que enjuició a Serrano y el abogado Iñigo Moreno Lara. Una imagen de la Sala del TSJA que enjuició a Serrano y el abogado Iñigo Moreno Lara.

Una imagen de la Sala del TSJA que enjuició a Serrano y el abogado Iñigo Moreno Lara. / m. g.

Comentarios 1

Un juzgado de lo Penal ha condenado a un año de cárcel y al pago de una multa de 180 euros al abogado Iñigo Moreno Lara, que en su día denunció al juez de Familia Francisco Serrano, por haber agredido en diciembre de 2011 a dos policías nacionales, uno de los cuales resultó además lesionado.

La sentencia del juzgado de lo Penal número 8 recoge los hechos que se remontan al 15 de diciembre de 2011 cuando el letrado Iñigo Moreno -condenado antes a 21 meses por maltrato psicológico a su mujer-, que representaba a una mujer en una separación, se personó en el domicilio de su ex marido con ocasión de una disputa relacionada con el régimen de visitas.

A su llegada a la vivienda ya estaba una pareja de la Policía Nacional, debidamente uniformados y en el ejercicio de sus funciones pues "habían sido requeridos ante el altercado producido para la entrega de las menores". Como quiera que se produjo una "fuerte disputa", el acusado se dirigió a los agentes "en tono despectivo", diciéndoles que no se iban a ir de allí hasta que bajaran las niñas y que si se marchaban "tendrían problemas con él pues tenía muchos contactos, todo ello a la vez que les pedía su número de identificación".

Una vez terminada su actuación, los agentes se marcharon y el acusado trató de impedirlo, "poniéndose delante del vehículo", aunque los agentes se fueron y tuvieron que regresar poco después al ser de nuevo comisionados para que se presentaran en el mismo lugar. Fue entonces cuando el abogado, "sumamente alterado y sin parar de dar voces y hacer aspavientos" se dirigió a uno de los policías y cuando éste le pidió que se identificara, le propinó un empujón, agarrándose el agente a él para no perder el equilibrio y cayendo ambos al suelo.

Los policías detuvieron entonces a Iñigo Moreno Lara, para lo cual necesitaron el auxilio de más dotaciones policiales data la "alteración que presentaba el acusado y su corpulencia". En la caída, el acusado se golpeó la cabeza y sangraba, por lo que se solicitó la presencia de los servicios sanitarios.

Una vez en la ambulancia, cuando el otro agente de la Policía le leía sus derechos, el abogado lo cogió del cuello y le dio un golpe en la cara. En el hospital, el acusado continuó con su "actitud irrespetuosa y despectiva para con los agentes y personal sanitario, siendo esposado en la zona de triaje hasta que se tranquilizó", y además no quiso ser atendido de sus heridas.

Como consecuencia de los hechos descritos, uno de los policías sufrió lesiones de las que tardó en curar siete días, por lo que la sentencia también ha condenado al abogado a indemnizarle con 250 euros. El fallo condena, en concreto, a Iñigo Moreno Lara a un año de cárcel por dos delitos de atentado a la autoridad y al pago de una multa de 180 euros por un delito de lesiones.

La sentencia descarta que se haya producido "ninguna extralimitación" de los agentes durante su intervención, porque, aunque la defensa aportó en el juicio un informe médico por una supuesta lesión en la muñeca derecha, esta lesión "no fue apreciada por el médico forense como causada el día de los hechos" y ninguno de los testigos que han rendido testimonio en el juicio "evidencian lo que pretende la defensa", precisa la juez, que considera, por el contrario, que hubo una "auténtica agresión o ataque violento" por parte del acusado que constituye esos dos delitos de atentado a la autoridad. El fallo recoge que el comportamiento del acusado era "anormal y agresivo sin que se hubiera procedido a su detención", llegando a decir un testigo que estaba "fuera de sí" y que la situación fue "surrealista y tremenda".

En un auto, la juez ha rechazado igualmente la recusación que le planteó la defensa al no apreciar la causa de "enemistad manifiesta" que alega el condenado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios