Derriban los edificios en ruinas convertidos en focos de palomas en El Fontanal

  • Los vecinos temen que las aves que no han sido capturadas "irán donde les pille" frecuentando más terrazas, balcones, azoteas y cornisas.

Un sector de vecinos de la barriada sevillana de El Fontanal ha informado del derribo de dos edificaciones bajas ruinosas que se habían constituido en focos de estancia de palomas, cuya masiva presencia en la zona ha motivado quejas e incluso la interposición de una reclamación ante la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz.

Uno de los portavoces vecinales, Antonio González Barrera, ha informado de que el dueño, en este sentido, ha procedido al cerramiento del solar que ha quedado en el sitio donde antes se levantaban estas edificaciones, anexo a un bloque que se encuentra en obras.

Respecto al bloque, en este sentido, ha indicado que algunos vecinos han informado de que "por fin hay una orden del Ayuntamiento a los propietarios para que hagan limpieza, reparaciones y cerramientos en un breve plazo, así como que se ha dado otro plazo para terminar la edificación".

No obstante, González Barrera ha expresado su temor por el hecho de que "se si arregla el asunto de los edificios que cobijan a estas aves sin capturarlas, éstas irán donde les pille, en cualquier hueco, no muy lejos, frecuentando más las terrazas, balcones, azoteas y cornisas", algo que, ha apostillado, ya está comenzando a suceder.

El Fontanal, perteneciente al Distrito San Pablo-Santa Justa, ha sido uno de los puntos de mayor reivindicación vecinal en este sentido, dado que los excrementos de estos animales han llegado incluso a afectar al techado de la parroquia de San José Obrero. De hecho, los vecinos comenzaron a limpiar ellos mismos el edificio ante la "inacción" del dueño y del Ayuntamiento como autoridad.

Según las críticas vecinales, en varias zonas del entorno las palomas históricamente acuden para recibir comida que los vecinos les han ido proporcionando. Se trataría de "cientos" de estas aves que suelen encontrarse, según expuso en su día el portavoz vecinal, por Arroyo y la barriada de Tartessos, así como en zonas ajardinadas y en la Plaza Pianista José Romero y en la confluencia de la calle Jabugo con la Plaza José del Castillo Díaz. 

Como forma de paliar esta problemática, el Ayuntamiento aprobó la Ordenanza sobre Tenencia de Animales, que prohíbe la alimentación de especies como las palomas mediante el depósito de alimentos en la vía pública, para lo que se prevé multas de hasta 500 euros

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios