Unos sensores estudiarán el impacto del dragado en el Guadalquivir

  • Los detectores se hallan situados a lo largo de 80 kilómetros del estuario del río

Comentarios 0

Los investigadores de la Universidad de Granada y del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN-CSIC) que estudian los posibles impactos del futuro dragado del Guadalquivir ya han instalado los sensores para conocer el funcionamiento del río en 80 kilómetros de su estuario. Los investigadores coordinan a más de un centenar de especialistas de otras instituciones contratados para diagnosticar y pronosticar las consecuencias de las actuaciones humanas en el estuario del río, en especial el dragado que se pretende realizar para aumentar el calado del cauce y favorecer la navegación de barcos de mayor envergadura.

Estos investigadores han informado de sus trabajos a la Comisión Científica creada para este proyecto y a la Autoridad Portuaria de Sevilla. Hasta ahora se han instalado los equipos tecnológicos para la recogida y elaboración de datos y se ha desarrollado un modelo integral que permitirá diagnosticar la dinámica del estuario del Guadalquivir.

Los equipos, que proporcionan medidas en tiempo real sobre numerosos parámetros hidrodinámicos y biológicos, se han instalado a lo largo de 80 kilómetros de estuario con puntos fijos de toma de muestras. También se desarrolla un modelo de comportamiento de la dinámica marina y fluvial para obtener "un análisis y una visión integral" del funcionamiento del río y los ecosistemas que lo rodean, entre ellos el espacio natural de Doñana.

Este grupo de científicos se está coordinando con los más de veinte equipos de investigación que trabajan desde hace años en la restauración de la marisma de Doñana dentro del proyecto Doñana 2005, que impulsó el Gobierno central tras la grave contaminación que causó la rotura de la balsa minera de Aznalcóllar, en abril de 1998.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios