La fe europea sobre la irregularidad liguera

  • "Que nadie dé por muerto al Sevilla", advierte Castro, que estudiará con los técnicos "los fuertes altibajos".

José Castro junto a Montella, en el aeropuerto. José Castro junto a Montella, en el aeropuerto.

José Castro junto a Montella, en el aeropuerto. / José Ángel García

Comentarios 3

José Castro tiene fe en el Sevilla. La formidable tradición europea del equipo nervionense supera su tremenda irregularidad liguera, y en ello basa su creencia de que puede dar la gran sorpresa en Múnich. A nadie en la expedición sevillista escapa lo complicadísimo que es flamante campeón de la Bundesliga, tras el 1-2 del partido de ida, pero tampoco nadie tira la toalla antes de tiempo. "Es verdad que si era favorito el Bayern cuando salió el sorteo, con un resultado adverso es más realidad. Pero que nadie dé por muerto al Sevilla, porque en Champions estamos demostrando cosas importantes. Empatamos un 0-3 al Liverpool y todos visteis lo que hicimos en Manchester ante un equipo tan importante. Al Sevilla nunca se lo pueda dar por muerto", dijo el presidente sevillista.

Obviamente, se trata de un más difícil todavía, pero ni eso merma su fe. En la expedición ven el milagro. "Sin duda, esa intención llevamos, esa intención lleva la plantilla y esa intención llevan 3.000 aficionados que van a Múnich para intentar hacer esa hombrada en una temporada tan ilusionante en Champions como ésta, en la que estamos haciendo historia", quiso enfatizar.

Se le recordaron otras proezas en eliminatorias, como la remontada en el Eurobetis... "Esa eliminatoria fue difícil y la conseguimos y también fue muy difícil la de Manchester, por la enjundia del rival y por ser Champions, y la conseguimos también. El Sevilla este año en los dos torneos por eliminatorias sí estamos dando un nivel muy alto. Por tanto hay que ser siempre, siempre optimistas".

Pero lo que crea ese clima de inquietud es la mala trayectoria liguera: "Estamos analizando las causas. Es una temporada con altibajos, en la Liga no estamos dando la talla, no hay paños calientes, con resultados muy adversos. La realidad es que estamos llevando adelante tres competiciones, cosa que otros clubes no disfrutan y están más fuertes en la Liga. Pero en la Liga no estamos haciendo lo que tenemos que hacer ni consiguiendo lo que debemos conseguir. Pero quedan siete partidos, dependemos de nosotros mismos y tenemos que pensar que después de la Champions tenemos ese enorme partido tan importante con el Villarreal el sábado, que es otra final, aparte de la de Múnich".

Sí se mostró convencido Castro, que no mencionó a Montella, de que la plantilla está muy comprometida en los tres frentes: "Los futbolistas saben lo que tienen que hacer, si la temporada es irregular no será por el esfuerzo que están haciendo los futbolistas. Yo que convivo con ellos y que termina el partido de Vigo y durante 20 minutos son incapaces de levantarse del asiento en el vestuario para ducharse, los veo comprometidos y con unas ganas enormes de hacer cosas importantes. La realidad es que estamos siendo irregulares y estamos estudiando las causas, nosotros y nuestros técnicos".

Aun con ese análisis, la realidad de un momento histórico: "Estamos viviendo un momento extraordinario, sólo tres clubes estamos en las tres competiciones y tenemos la posibilidad de ganar un título porque estamos en una final. (...) Debemos estar tremendamente felices y nuestra afición también". Pero es clave repetir en Europa. "No cabe ninguna duda de que la plantilla atesora una calidad importante, lo está demostrando en dos competiciones y en la Liga no, pero nos queda margen de mejora en estos siete partidos en los que tenemos que afianzar estar de nuevo en Europa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios