sevilla f.c.

El '9', la duda de un once muy definido

  • El alto rendimiento del equipo base de Montella el día de la catarsis en el Wanda y en Old Trafford, esperanza sevillista

  • Ben Yedder o Muriel, la incógnita por resolver

Comentarios 2

El Sevilla apura últimas horas en la tranquila concentración de Marbella, alejado del ruido y el ambiente lúdico de la Feria, antes de viajar hoy a Madrid. Allí, en la intimidad de las sesiones en el Marbella Football Center, Vincenzo Montella prepara con mimo la final de la Copa del Rey, en la que los sevillistas aspiran a tumbar al coloso Barcelona, un equipo que sólo ha perdido cuatro partidos esta temporada, los dos de la Supercopa de España con el Real Madrid, la ida de la Copa con el Espanyol, y el que lo echó de la Champions en Roma. En esta reciente herida debe hurgar el Sevilla fiado a su once base, un equipo muy definido desde la catarsis que propició el entrenador en el Wanda Metropolitano, en enero, al vencer al Atlético de Madrid cuando todos lo daban por eliminado de la Copa de antemano.

Ese once tan definido ha sufrido ligerísimas variaciones en estos tres meses desde aquel 17 de enero en el que ganó por 1-2 la ida de los cuartos de final de la Copa. La más clara variante ha sido en la portería, pues Montella le ha dado la confianza a David Soria, titular fijo desde la ida de los cuartos de Champions ante el Bayern. Entonces, en el Wanda, formó con Sergio Rico; Corchia, Mercado, Lenglet, Escudero; Sarabia, Banega, N'Zonzi, Correa; Franco Vázquez y Muriel. Ben Yedder entró en el minuto 84 por Muriel, poco después del 1-1 marcado en un centro-chut por Jesús Navas, que había sustituido a Franco Vázquez minutos antes. El francotunecino sirvió de cabeza el gol que Correa hizo para que el Sevilla, en el minuto 88, terminara de darle la vuelta al marcador para vencer al Atlético.

En la vuelta copera ante el equipo de Simeone, entró Jesús Navas por el lesionado Corchia y se terminó de redondear ese once tipo que tan buen resultado ha dado en los torneos por eliminatorias, es decir, la Champions y la Copa. Salvo ese cambio, en el que Montella le dio la responsabilidad del lateral derecho al palaciego, el equipo fue el mismo. También entró Ben Yedder por Muriel, como primer cambio.

Los otros dos grandes partidos que consagraron ese once base fueron en la eliminatoria ante el Manchester United. Ahí ya se sabían de memoria los aficionados sevillistas el equipo titular, idéntico al de la vuelta copera con el Atlético, con Jesús Navas asentado de forma muy firme en la defensa. Y con ese equipo dio la gran campanada en Old Trafford, donde entró Kjaer en el eje de la zaga para que Mercado supliese a Jesús Navas en el flanco derecho, ya que éste se había lastimado el gemelo en el partido de Liga contra el Atlético de Madrid, un inconveniente que minó al equipo aquel día. Sin embargo, Kjaer cumplió en Manchester y el Sevilla, tras hacer un gran partido en general y en defensa en particular, ganó cuando Ben Yedder saltó al campo en el minuto 72 por Muriel. Un cambio ya habitual en Montella le dio el triunfo en Old Trafford, donde el menudo delantero francés hizo los dos goles e incluso pudo hacer el tercero en un mano a mano con De Gea.

El once quedó consagrado en las semifinales de la Copa con el Leganés, tanto en la ida como en la vuelta, y estaría más definido aún, sin esa incógnita del delantero centro, si Montella no le hubiese dado más protagonismo a Ben Yedder desde aquella noche mágica en Old Trafford. Por ejemplo, optó por él de titular ante el Bayern Múnich en los cuartos de la Champions, dejando atrás el plan inicial de que Muriel fuera el titular. Pero esta apuesta le salió mal en la ida (1-2) y también fue insuficiente en la vuelta (0-0). Además, en el último mes ninguno de los dos, ni Muriel ni Ben Yedder, ha rendido como para hacerse indiscutible. Y ahí radica la gran duda.

Otra variación fue la introducción como titular de Sandro, o bien por Correa en la izquierda o por Sarabia, como hizo en La Coruña, donde actuaron cuatro de las piezas del once base: Jesús Navas, Mercado, Banega y Correa. El mediapunta es el máximo goleador del Sevilla en la Copa y para una cita como la final Montella tirará de él, pese a su indolencia en partidos de menos fuste. Es la otra incógnita, que se solventará pronto. Quedan horas para la final...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios