De nuevo la hora de la primera línea

  • Montella recurrirá a su once de gala en la decisiva visita del Leganés tras el desastre en Ipurua

Vincenzo Montella se dirige a sus jugadores en la sesión previa al desafortunado choque ante el Eibar. Vincenzo Montella se dirige a sus jugadores en la sesión previa al desafortunado choque ante el Eibar.

Vincenzo Montella se dirige a sus jugadores en la sesión previa al desafortunado choque ante el Eibar. / juan carlos vázquez

Vincenzo Montella hace tiempo que ha detectado que puede contar con once o doce futbolistas para su verdadera guerra. No hay más. La escasez de rotaciones ha dejado esa evidencia, así como el resultado que le ha dado la segunda unidad, incluidos los nuevos refuerzos, tres de los cuales fueron titulares en el desastre de Ipurua y sólo con Sandro como autor de una actuación decente.

Así, la llegada del partido del miércoles ante el Leganés, choque en el que está en juego poder disputar una final, hará que el italiano vuelva a contar con el once que ha logrado que el sevillismo recite de memoria. Su labor de aquí al miércoles será arropar al grupo, mimar a los futbolistas que más tocados puedan estar, como Sergio Rico, y tratar de que la mente llegue lo más limpia posible después de las dudas que pudieron asaltar al grupo tras el 5-1 que encajó ante el conjunto armero.

Montella hizo descansar en Eibar a Jesús Navas, Banega, Correa, Franco Vázquez y Muriel, aparte de Mercado, que estaba sancionado en LaLiga por acumulación de amonestaciones. Todos ellos se espera que estén en la alineación elegida por el italiano ante el Leganés, un partido que se espera duro y que puede marcar el devenir del resto de la temporada y para el que están apercibidos de sanción hasta tres jugadores nervionenses, entre ellos los dos centrales titulares, Mercado y Lenglet, que se perderían una hipotética final si vieran una amarilla el miércoles, lo mismo que Franco Vázquez, también a una tarjeta de la sanción.

Sergio Rico; Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; Sarabia, N'Zonzi, Banega, Correa; Franco Vázquez y Muriel deben formar el once del Sevilla en el partido en el que está obligado a hacer bueno el 1-1 obtenido en Leganés para pasar a la final de la Copa.

En lo que se refiere a la Liga, Montella ya sabe que para el próximo encuentro ante el Girona en el Sánchez-Pizjuán no podrá tener a Banega, que vio en Eibar la quinta amarilla, mientras que tiene a jugadores bastante tocados físicamente por la reiteración de esfuerzos. Sin embargo, la llegada de refuerzos está precisamente para que el equipo mantenga el nivel en una competición a la que Montella aún no le ha cogido el aire. En la Liga el italiano acumula tres derrotas (dos por goleada), un empate y una sola victoria. El bagaje desde su llegada es 4 puntos sumados de quince disputados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios