Detenida una mujer por matar a su madre y a su hijo de tres años

  • La acusada confesó haber matado a su progenitora, a la que arrojó a un paraje, y al niño, al que abandonó en un pinar

Agentes de la Policía de la Comisaría de Burgos, en colaboración con agentes de Policía del País Vasco, detuvieron en Vitoria a una mujer de 27 años acusada de matar en la capital burgalesa a su madre y a su propio hijo de tres años, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en esta provincia.

El parricidio se descubrió después de que los vecinos de una mujer de 67 años denunciaran la desaparición de ésta y se mostraran extrañados por su ausencia. Las investigaciones llevaron a los agentes a Vitoria donde se encontraba la hija de la mujer desaparecida, con la que convivía en Burgos. Posteriormente, los policías encontraron los cadáveres de las dos víctimas, una mujer de 67 años y un niño de tres, en diferentes lugares cercanos a la capital burgalesa.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Burgos, encargado del caso, decretó el secreto de sumario y ordenó el traslado de la detenida a la Comisaría de Burgos, a la espera de pasar a disposición judicial. Asimismo, los agentes prosiguen con las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos.

La colaboración vecinal fue clave para descubrir lo sucedido. La supuesta autora de las dos muertes, cuyas iniciales son T. R. M. se encontraba trabajando como feriante en las fiestas de la Virgen Blanca, en Vitoria. La mujer confesó prácticamente de inmediato haber matado a su madre, a la que arrojó a un paraje situado a unos diez kilómetros de Burgos, entre Villarmero y Sotragero, junto a la N-623 (Burgos-Cantabria).

Se supone que después mató a su hijo de 3 años, al que ahogó, según los primeros indicios, y arrojó a una zona de pinares próxima a la Cartuja de Miraflores, a unos cuatro kilómetros de la capital burgalesa, donde residían las víctimas junto a la supuesta autora del crimen, en la Calle Legión Española.

Tras la descripción de los lugares donde se encontraban las víctimas, efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, apoyados por varios bomberos del Parque Municipal de Burgos, localizaron los cadáveres en la noche del pasado jueves. Según algunos participantes en la recuperación de los cadáveres, éstos presentaban un estado de descomposición que hace pensar en que su muerte se produjo hace varios días, aunque este extremo deberá ser confirmado por las respectivas autopsias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios