ENCUESTA ¿Apoyas que el Museo de Bellas Artes deje de ser gratis para los sevillanos?

Andalucía

Andalucía no superará los nueve millones de habitantes hasta 2037

Imagen del centro de la capital sevillana.

Imagen del centro de la capital sevillana.

La comunidad autónoma andaluza que sobrepasó los ocho millones y medio de habitantes, deberá esperar otros 14 años para alcanzar la siguiente cifra redonda. Según los datos de la proyección de población del Instituto Nacional de Estadística (INE) consultados por este periódico, Andalucía superará en 2037 los nueve millones, en concreto habrá por entonces 9.005.810 residentes en las ocho provincias, si bien el recorrido de cada una de ellas es un fiel reflejo de la desigualdad demográfica que se vive en todas ellas.

De esta manera, Málaga y Almería con crecimientos del 16,5% y del 15% respectivamente, tiran de la población andaluza y son las únicas que aumentan la misma con doble dígito. Le siguen Huelva y Granada que, desde el el año pasado hasta el 2037 (rango de fechas que maneja el análisis del INE) ven como sus residentes crecen en un 8,8% y un 6,4% respectivamente. A continuación se sitúan Sevilla y Cádiz con aumentos del 2% y del 1,8%, aunque la situación más preocupante se registra en Córdoba y Jaén, donde las cifras de crecimiento demográfico son negativas y pierden población a un ritmo del 3,5% y superior al 7% en ésta última.

De hecho, Jaén es la única provincia andaluza que perdió población en el último medio siglo, hasta dejarse en ese espacio de tiempo un 6,4%, un dato que contrasta, también en Andalucía con el de Málaga que en ese mismo periodo ha visto como su población prácticamente se duplicaba.

Si se tiene en cuenta la última década, tampoco la jiennense sale bien parada entre las provincias de Andalucía, ya que se dejó 46.000 habitantes, una pérdida que comparte con Córdoba y Granada que registraron un descenso en sus residentes de 32.533 y 1.433 respectivamente.

En cualquiera de los casos, Andalucía ganará en los próximos tres lustros, casi medio millón de habitantes, en concreto 487.756 hasta superar esa barrera de los 9 millones en 2037. Ese año, habrá una reñida batalla por ser la provincia con más población entre Sevilla que, siempre según las proyecciones del INE, llegará  1.997.683 residentes y Málaga con 1.994.304, es decir apenas 3.379 de diferencia que, de continuar con la tendencia apuntada para ambas provincias (hay que tener en cuenta que el año pasado se cerró con una diferencia para la provincia sevillana de 248.564), daría como resultado que Málaga será la provincia más poblada de Andalucía en 2038. En esa lucha por el liderato hay que tener en cuenta que en esos quince años, Sevilla incrementará su población en 38.187 personas, mientras que Málaga lo hará en 282.611.

En el comportamiento demográfico de las provincias andaluzas, destaca también el caso de Granada, que es la que tiene un mayor número de localidades en riesgo de sufrir una despoblación severa y que llega a los 122; dicho de otro modo, uno de cada cuatro municipios de la comunidad autónoma que puede engrosar la lista de la Andalucía Vaciada, es granadino.

Tampoco dentro de las provincias, el desarrollo es el mismo. Sirva como ejemplo la localidad de La Guardia de Jaén, que en los últimos veinte años, pasó de los 2.000 a más de 5.200 habitantes. En el otro lado de la balanza demográfica se encuentra Albanchez de Mágina, que desde los años 80 perdió el listón de los 2.000 habitantes y corre el peligro de quedarse incluso en menos de la mitad.

En cualquier caso el comportamiento demográfico de Andalucía no permite ser optimista. Valga el dato del saldo vegetativo que será negativo en el periodo desde 2022 al 2037. El saldo vegetativo de la población andaluza, por mil habitantes, marca un más que preocupante -19,9, casi diez puntos por debajo de la media nacional.

Es cierto que ese comportamiento es compartido por la mayoría de las comunidades autónomas españolas y que es de los mejores entre los que presentan cifras negativas (todas salvo Murcia, Baleares, Madrid, Ceuta y Melilla”, pero tampoco aleja la preocupación de que las defunciones en Andalucía, no superará a los nacimientos, con lo que el envejecimiento poblacional se mantendrá como una de las principales preocupaciones para los próximos años. Las predicciones para el conjunto nacional no son tampoco optimistas y el INE estima que no será antes del 2061 cuando se logre corregir esa tendencia.

Esta pérdida neta de población no sería compensada tampoco por la migración interautonómica. Según el estudio del INE, Andalucía es junto con Madrid, Extremadura, País Vasco, Cataluña, Ceuta y Melilla, las únicas de todo el país en las que el saldo en este apartado es negativo.

No obstante, será compensado por la llegada de personas procedentes de otros países. Andalucía comparte con la totalidad de las comunidades autónomas este alivio demográfico, aunque hay que tener en cuenta que el saldo migratorio exterior proyectado hasta el 2037 en la comunidad andaluza es de los más bajos de España y se queda a más de 30 puntos de la media nacional. Dicho de otro modo, los inmigrantes que llegan a España, prefieren irse a otras comunidades.

Es en este ámbito en el que las administraciones, en especial las diputaciones provinciales (competentes respecto a las actuaciones en los municipios de menor población), han puesto en marcha distintas iniciativas para atraer a población a los núcleos rurales. También la Junta apuesta por la Estrategia de Desafío Demográfico que se centra en 528 municipios que llevan años con tasas de crecimiento negativas. El objetivo consiste en corregir la tendencia de que la mitad de la población andaluza lo hace en apenas 30 ciudades, mientras que esos municipios tienen menos de 5.000 habitantes.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios