EDUCACIÓN ¿Hay colegio en Sevilla el 31 de mayo?

Violencia Machista

Condenado a 26 años de cárcel por asesinar a su pareja en 2018

  • La sentencia recoge una condena de 20 años de cárcel por un delito de asesinato alevoso con las agravantes de parentesco y género, tres años más por un delito de amenazas y tres años por el delito de maltrato habitual en el ámbito familiar.

Audiencia Provincial de Jaén

Audiencia Provincial de Jaén

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Jaén ha condenado a 26 años de cárcel a M.E.V., de 55 años, por amenazar, maltratar y asesinar a su mujer en Úbeda (Jaén) en 2018.

La sentencia recoge una condena de 20 años de cárcel por un delito de asesinato alevoso con las agravantes de parentesco y género, tres años más por un delito de amenazas y tres años por el delito de maltrato habitual en el ámbito familiar.

El acusado, que fue considerado culpable por un jurado popular, ha sido condenado además a la privación de patria potestad respecto de sus dos hijos menores, y la prohibición de aproximarse a una distancia inferior a 500 metros de los cuatro hijos de la mujer asesinada, además de no poder entrar, permanecer o residir en Úbeda o localidad de residencia de cualquiera de ellos durante más de 30 años.

En concepto de responsabilidad civil debe indemnizar a cada uno de los cuatro hijos de la mujer con 100.000 euros por los daños morales causados por la pérdida de su madre, así como por el maltrato y hechos delictivos presenciados por los hijos.

Se consideran hechos probados, por la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que el condenado inició una relación sentimental en 2003 con la mujer asesinada, que era madre de dos hijas de una relación anterior, teniendo dos hijos en común menores.

El 21 de septiembre de 2018, cuando la mujer llegó de trabajar se produjo una discusión como consecuencia de la pérdida de un teléfono móvil de su hija, discusión que continuó esa misma tarde cuando iba a volver al trabajo.

Estando ella en la cocina, el acusado entró y aprovechando que estaba de espaldas, cogió la plancha que se encontraba en la mesa, y le golpeó en la cabeza.

Aprovechando que se encontraba boca abajo en el suelo, malherida, y sin poder defenderse "el acusado se colocó sobre ella, sentándose en su espalda, y comenzó a asfixiarla, utilizando para ello su antebrazo derecho y posteriormente las dos manos, para acabar utilizando finalmente una bayeta" ocasionándole la muerte.

Después cogió un cuchillo de la cocina, causándose seis lesiones en la parte lateral izquierda de su abdomen, así como tres cortes en la camiseta que llevaba, dejando el cuchillo al lado del cuerpo sin vida de ella.

Asimismo, se asegura que el acusado cometió el hecho con su pareja "por el mero hecho de ser mujer y con intención de dejar patente su sentimiento de superioridad y dominación frente a la misma".

Además, en la relación "era habitual que el acusado tratara de controlarla, impidiéndole que pudiera disponer de dinero, limitando sus gastos, no permitiéndole que trabajase si no lo hacía junto a él"

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios