Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Andalucía

El Gobierno impide a la Junta endeudarse en los mercados por incumplimientos de 2018

  • Andalucía seguirá bajo la lupa del Ministerio de Hacienda, dirigido por la ex consejera María Jesús Montero

María Jesús Montero. María Jesús Montero.

María Jesús Montero.

La Junta sigue bajo la lupa del Ministerio de Hacienda. A pesar de haber aprobado los Presupuestos de 2019 para acabar con una prórroga anterior y de tener listos los de 2020, el incumplimiento del objetivo de déficit, de deuda y de regla de gasto en 2018 le obliga a este control permanente que le va a impedir endeudarse en los mercados el próximo año. Así se lo ha comunicado a la Junta el secretario general del Ministerio de Hacienda. Se da la circunstancia de que la ministra del departamento, María Jesús Montero, fue consejera de Hacienda durante el ejercicio del incumplimiento.

Para el Gobierno de Juanma Moreno, esta situación es una "intervención financiera" de la Junta que, además, obligará a realizar recortes con una posible afectación en las materias de sanidad y de educación. Lo que explica la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria es que las comunidades en situación de incumplimiento, como Andalucía, deben presentar un plan para corregir el desfase e informar de sus necesidades de endeudamiento. Lo que está claro es que el Ministerio de Hacienda no dejará a la Junta salir a los mercados para endeudarse a lo largo de 2020. En el Presupuesto hay una previsión de 1.930 millones de euros, que deberá buscar en los mecanismos del Estado.

El Gobierno andaluz mantiene que "al intervenir Andalucía en base al Presupuesto de 2018, el Gobierno de Pedro Sánchez bloquea el exitoso proceso de salida al mercado financiero que se ha consolidado en 2019 y tenía previsto continuar en 2020 e inicia una senda que puede acabar con la reversión de las medidas adoptadas en materia fiscal y que podría obligar a Andalucía a realizar recortes en materias sensibles como sanidad y educación".

La Junta, por tanto, sigue ligada al Fondo de Liquidez Autonómica, que fue el instrumento que utilizó la mayoría de las comunidades para financiarse. Es un dinero que presta el Estado a un tipo de interés que, en ocasiones, puede ser mayor al de los mercados. De hecho, la Junta ya ha realizado en 2018 una operación de deuda que fue bastante exitosa. Y la situación ha venido mejorando con los Presupuestos aprobados por el Gobierno de PP y de Ciudadanos. Para 2020, la Junta prevé alcanzar el déficit cero. En realidad, la desviación de 2018 fue muy pequeña, de una décima.

El Gobierno andaluz entiende que la medida está injustificada porque no es obligatoria pro ley y porque los dos Presupuestos posteriores corrigen esa situación. Además, explica el Ejecutivo, "la vía elegida para comunicarla se salta todas las reglas de la normalidad institucional. No ha sido ni el presidente Pedro Sánchez, ni la Ministra de Hacienda, que es la que mejor conoce la calidad del trabajo que se ha hecho este año, porque lo han hecho buenos funcionarios y empleados públicos de la Junta que han estado muchos años a su servicio, ni la Secretaría de Estado quienes han comunicado tan grave y drástica medida". 

Desde el Gobierno andaluz se explica que "tanto las agencias de rating como el sector financiero han confiado en la Junta de Andalucía, hay apetito por las emisiones  e incluso diversos grupos de analistas han animado al Gobierno a aumentar el volumen de emisiones para aprovechar la coyuntura de bajos tipos, el exceso de liquidez y la imagen de rigor y seriedad que transmite actualmente Andalucía". Es más, sostiene el Gobierno andaluz: "Ninguna agencia de rating ha bajado la calificación sino que, al contrario, en las revisiones está con perspectiva positiva. Una decisión de este calibre no solo perjudica a Andalucía, sino al rating de España como emisor".

El principal esfuerzo del Gobierno de Moreno "ha sido revertir esta situación para cumplir lo que establece la Ley de Estabilidad y las propias reglas de la lealtad institucional, que en este caso era situar a Andalucía en posición de equilibrar sus cuentas y alcanzar el déficit cero en 2020, con los presupuestos del próximo año aprobados ya desde el pasado jueves. Sson las primeras cuentas que se aprueban en España". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios