Andalucía

Jesus Aguirre, de los "amigos" en el SAS al "chupetón" del aborto

  • El consejero de Salud vuelve a la polémica por sus declaraciones sobre la interrupción voluntaria del embarazo

Jesús Aguirre, consejero de Sanidad

En la primera comparecencia de Jesús Aguirre tras un Consejo de Gobierno, el titular de Salud ya dejó ver su tendencia a dar titulares. Seis meses después de la toma de posesión de los consejeros, el veterano médico cordobés ha vuelto salirse por la tangente al afimar que, en el caso de los abortos en la sanidad pública, "lo fácil es llegar y el chupetón". 

Así de ilustrativo se le escuchó en un desayuno informativo en Córdoba, donde se mostró partidario de dar más información a las mujeres embarazadas antes de abortar. "La ley es la ley para todos", prosiguió Aguirre, que reconoció que es legal abortar hasta un momento determinado del periodo de gestación y en determinados supuestos.

"No puedo imponer mi ética", apuntó Aguirre, que abogó por "informar a la paciente" y "darle su tiempo", ofreciéndole "información positiva", poniéndole "el Sonicaid", dispositivo que permite al médico y a la embarazada escuchar los latidos del feto. Reconoció los derechos de la mujer embarazada, pero se preguntó que "¿quién defiende a los no nacidos?", e instó a "defenderlos".

El "bolondrón" de las listas de espera

No es la primera vez que las declaraciones del Consejero de Salud y Familias llaman la antención. Las listas de espera quirúrgicas y para especialistas del SAS fueron casi el primer caballo de batalla el Gobierno de PP y Ciudadanos tras desembarcar en San Telmo. Elías Bendodo, portavoz del Ejecutivo, compareció con su compañero Aguirre para dar cuenta del medio millón de personas que, según sus cuentas, esperaban una operación o una visita al especialista y que no salían en los registros.

El consejero, que tuvo sus más y sus menos con la presentación de diapositivas que acompañaba a su discurso, dejó muy claro cuál es el problema de las listas de espera en el SAS cuando aludió al "bolondrón" de las 500.000 personas. Después llegaron listas de espera en dependencia y una innumerable lista de planes de choque, pero nada como aquel palabro para expresar el atasco.

Los "amigos" en los altos cargos del SAS

En una entrevista en Diario Médico, Aguirre defendió la celeridad de su consejería a la hora de formar los equipos directivos. Tras años criticando el "enchufismo" del PSOE, el médico y político cordobés sorprendió afirmando que "en tres días ya teníamos montado el staff de la consejería, "todos amigos míos".

El titular de Salud matizó las declaraciones en la misma entrevista al afirmar que, durante sus años en la oposición, los populares habían preparado los equipos en la sombra, preparados para un hipotético cambio de gobierno que, finalmente, se produjo el pasado diciembre.

Es la naturalidad de un consejero que no tiene problemas en colocarse una camiseta roja y bailar un flashmob en la puerta del Hospital Reina Sofía de Córdoba en un acto para promover la donación de órganos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios