Andalucía

Maíllo aspira a impulsar la confluencia desde Andalucía

  • El líder de IU se reunirá el viernes con Fabian Picardo para analizar la situación del Campo de Gibraltar y los efectos del 'Brexit'

Comentarios 3

Antonio Maíllo está empeñado en hacer más visible la figura de Izquierda Unida y esta semana dará un impulso a esa nueva actitud de la federación que lidera desde 2013. El coordinador general de IU comienza la semana con un viaje a Madrid, donde pretende hacer valer el poder de influencia que tiene Andalucía dentro de su partido. La mitad de los afiliados a la formación a nivel nacional son andaluces. Aquí dirigen 80 ayuntamientos y mantienen un grupo parlamentario con cinco diputados, pero también el sur es el territorio más propicio para el principal proyecto que tiene Maíllo desde su reelección el otoño pasado: la construcción de un bloque de izquierdas que se capaz de hablarle de tú a tú al PSOE.

El dirigente izquierdista ha reconocido en no pocas ocasiones que la conformación de la nueva confluencia debe servir para corregir los errores que lastraron -y lastran- el funcionamiento Unidos Podemos. Su líder federal, Alberto Garzón, también llamó la atención a este respecto y podrá tratar el asunto con Maíllo en una de las reuniones que el dirigente de IU Andalucía tiene programadas entre hoy y mañana. Fuentes de la federación de izquierda revelan que Maíllo se verá con diputados de Unidos Podemos en el Congreso e intentará "acabar con los posibles frenos" que haya entre IU y sus aliados naturales, entre los que se encuentra Podemos.

Las alertas se encendieron en la federación de izquierdas después del terremoto que se produjo en el Ayuntamiento de Madrid, donde el concejal de Hacienda, el izquierdista Carlos Sánchez Mato, acabó fuera del equipo de gobierno de Manuela Carmena después de un conflicto provocado por los recortes exigidos por Cristóbal Montoro. En Andalucía no hay ese tipo de fricciones, pese a un amago el año pasado cuando Podemos puso trabas a la unión en municipios donde IU gobierne con el PSOE.

Superado ese problema, Maíllo y su homóloga en Podemos, Teresa Rodríguez, llevan meses intentando acelerar el proceso de confluencia. En junio debe estar listo el armazón y en IU confían en que será un "proceso horizontal", ya que consideran que ambos partidos pueden "mirarse de tú a tú" en Andalucía. Eso es lo que Maíllo pretende divulgar en su viaje a Madrid con la convicción de que el ciclo electoral empezará con las andaluzas previstas para 2019. "Lo que pase en esas elecciones será clave", aseguran desde IU

Maíllo está enfrascado en esta labor con el mandato de la última Asamblea de IU, donde salió elegido con el 83% de los votos. El desarrollo de las decisiones alcanzadas en ese cónclave quedaron marcadas en un plan de acción que basa la construcción de ese bloque de izquierdas en una serie de reuniones con partidos y agentes sociales. Esa tarea ha marcado la agenda de Maíllo durante los dos primeros meses de 2018. Ya se ha visto con las líderes de los dos principales sindicatos en Andalucía: Nuria López, de CCOO, y Carmen Castilla, de UGT.

En este contexto, el líder de IU se reunirá esta semana con el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo. Maíllo almorzará el viernes con el Gobierno del Peñón para abordar la situación en la que quedarán tras el Brexit los miles de trabajadores andaluces que trabajan en la colonia británica. Su intención es aprovechar la buena relación que mantienen en la federación de izquierdas con el Grupo Transfronterizo, que reúne a empresarios y sindicatos de un lado y otro de la Verja. '

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios