Andalucía

María Jesús Montero: "Sin Presupuestos, no hay vehículo para gastar los fondos europeos"

  • La ministra de Hacienda ligar el acuerdo presupuestario a la utilización en tres años de los 140.000 millones de euros pactados con la Unión Europea

  • Demora la subida de impuestos para cuando el ciclo económico haya cambiado

  • Negociará las cuentas con Ciudadanos, pero también con el PP y ERC

María Jesús Montero, en la Delegación del Gobierno de Andalucía. María Jesús Montero, en la Delegación del Gobierno de Andalucía.

María Jesús Montero, en la Delegación del Gobierno de Andalucía. / Juan Carlos Muñoz

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, llevará en otoño al Congreso un proyecto de Presupuestos Generales del Estado que viene tocado por la pandemia del Covid, pero impulsado por el fondo de reconstrucción acordado en la Unión Europea, 140.000 millones de euros para los próximos tres años entre ayudas directas y créditos baratos. Esta vez parece que sí, que habrá apoyos suficientes con otros partidos. España aún vive de las últimas cuentas que dejó Cristóbal Montoro, ministro de Mariano Rajoy.

Montero es portavoz de un Gobierno de coalición, en el que las diferencias entre el PSOE y Unidas Podemos son patentes. Las últimas discrepancias han surgido esta semana en torno a la salida de España del rey Juan Carlos I.

-Sostiene que el Gobierno no ha negociado con la Casa Real la marcha de Don Juan Carlos. ¿Cómo definiría el papel que ha tenido en ello el presidente del Gobierno?

-Los contactos que mantiene el Rey con el presidente del Gobierno son confidenciales, y estas conversaciones no las comparte con el Consejo de Ministros. Lo que el presidente ha transmitido desde el primer día es que estas decisiones correspondían a la Casa Real.

-¿Al Gobierno le parece bien la medida?

-Toda medida que implique poner distancia del actual jefe del Estado con presuntos casos de irregularidades es bienvenida en el Gobierno. Lo importante es preservar la institucionalidad de la Casa Real.

-Usted, que es ministra también de Hacienda, ¿cree que el rey Juan Carlos debería regularizar su situación con el fisco?

-Como ministra debe guardar confidencialidad sobre cualquier contribuyente y, en este caso, el rey emérito, es contribuyente a los efectos de la Agencia Tributaria y, por tanto, cualquier actuación que se derive es técnica y no política.

-¿El Gobierno no va a decir dónde se encuentra don Juan Carlos?

-Que yo sepa, no. Tampoco lo sé. Lo desconozco.

-Este año 2020 ha sido extenuante, para los dirigentes que han formado parte del Mando Único, para los sanitarios y, en general, para todo el pueblo español. El aumento de los contagios desde hace un mes es muy preocupante. ¿Teme que todo se eche a perder y volvamos a un confinamiento general?

-Hay que agradecer el trabajo que están realizando las comunidades autónomas para detectar los brotes y controlarlos...

-¿El Gobierno central está satisfecho con la actuación que se está haciendo en las comunidades?

-Siempre ha apoyado a todas las comunidades autónomas, y lo importante no es tanto en número de nuevos casos, como que éstos se encuentren bajo un perímetro de control. Dicho de otra manera, mientras se conozcan las personas que han estado en contacto con un positivo, no hay problemas, más allá de no bajar la guardia. Hoy por hoy, todos los brotes se detectan y se siguen, no hay una transmisión comunitaria, sin control. El problema de las pandemias viene cuando hay una transmisión comunitaria sin control. Y esto no se está produciendo, y ojalá no ocurra hasta que tengamos la vacuna.

-¿No contempla una evolución que pueda concluir en un nuevo confinamiento general?

-En el plazo que pueden prever, los técnicos no lo contemplan, pero, insisto, siempre hay que mantener cautela y los datos pueden cambiar.

-Una vez que se ha conseguido el fondo de reconstrucción europea, es de suponer que en 2021 sí habrá Presupuestos Generales del Estado.

-Claro, esta vez sí. ¿Qué sentido tiene que hayamos llegado a un acuerdo que nos va a procurar hasta 140.000 millones de euros si no tenemos un vehículo que lo haga posible? El Gobierno tiene que tener comprometido en gasto esa cantidad en los próximos tres años, de 2021 a 2023, y eso significa contar con proyectos para inyectar ese dinero en la economía y solventar este momento tan grave. Para ello, necesitamos unos Presupuestos y una maquinaria administrativa de todos los gobiernos que permita implementar una parte de esos 70.000 millones de euros el próximo año. Lo importante es que podamos volver a la etapa robusta que tenía en enero y febrero de este año.

-El problema político es el mismo, el Gobierno necesita aliados en el Congreso para sacar las cuentas adelante. ¿Cuenta, en esta ocasión, con Ciudadanos?

-Es posible, porque el acuerdo es obligado. Pero con Ciudadanos, con el PP, con ERC... Tenemos que ser capaces de establecer un paréntesis en esta situación, porque es lo que la ciudadanía viene pidiendo. El principal partido invitado a esta negociación es el PP.

-Pero si nos colocamos en posiciones realistas, no parece que el PP, que se ha opuesto a los últimos decretos de estado de alarma, vaya a apoyar las cuentas.

-Más allá de los titulares fáciles que hace el PP, me gustaría saber cuál es la razón. ¿Por qué no apoya un Presupuesto en estas circunstancias? En estos momentos, apoyar un Presupuesto no es apoyar a un Gobierno, sino solventar la situación en la que se encuentra el país. El Gobierno está en condiciones de dialogar con todas las fuerzas.

-Dentro del Gobierno, hay ministros que parece que no quieren acuerdos con Ciudadanos.

-En el Gobierno hay diferentes sensibilidades, pero es uno. Cuando un departamento, como el de Hacienda, determina una estrategia para estas cuentas, es la del Gobierno. Todos tenemos claro que hay que conseguir unos Presupuestos.

-A priori, no hay un problema con Ciudadanos.

-Ninguno, yo no tengo ningún problema. Hablaremos con todos, con PP, Ciudadanos, ERC...

-Usted mantuvo buenas relaciones con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, pero ERC ya no está en los acuerdos, se fue, no apoyo siquiera los estados de alarma.

-Sí, y sigo manteniendo buenas relaciones, pero, en efecto, ERC tiene que pensarse muy bien cuál es su estrategia de cara a unas más que probables elecciones catalanas. No me gustaría que el alma independentista pesase más que la de izquierdas, y el ámbito de apoyo se viese oscurecido. Pero sí, la convocatoria de elecciones dificulta su apoyo al Gobierno, pero no lo impide, es una oportunidad de expresarse ante su electorado.

-¿Estos Presupuestos será expansivos?

-Sí, respecto a los anteriores, que son los de Montoro, hay un aumento claro. Recogerá un crecimiento muy importante, debido a la llegada de los fondos europeos. Es más, es que si los fondos europeos no se pueden implementar en los Presupuestos, no hay ningún otro vehículo para gastarlos.

-¿Si no hay Presupuestos, no se puede gastar el fondo de reconstrucción?

-Si no hay Presupuestos, no hay ninguna fórmula. Ahora hay que aprobar, en primer lugar, la senda y el techo de gasto. La senda no es la prevista, porque es de antes de la tormenta.

-¿Cómo se quedará el déficit y la deuda para 2020 y 2021?

-Indudablemente, hay que tener otro margen y eso hay que hablarlo con la Comisión Europea. Tenga en cuenta que esta vez, a diferencia de lo que ocurrió en la anterior crisis, la Administración General del Estado asume todo el déficit, hemos decidido que las cuentas de las otras administraciones, comunidades, ayuntamientos y Seguridad Social, no se vean afectadas.

-¿En octubre llegará el proyecto de Presupuestos al Congreso?

-Sí, octubre o finales de septiembre. Si las negociaciones con los grupos políticos acompañan.

-España ha solicitado 20.000 millones de euros al SURE (un fondo europeo de desempleo) para pagar los ERTE, ¿contempla también acudir al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)?

-Vamos a acudir a todos los instrumentos financieros que necesitemos, lo que ocurre es que, en estos momentos, no tenemos la necesidad de ir al MEDE porque España se está financiando muy bien en los mercados. Esto es un elemento diferencial respecto a la crisis anterior, hay liquidez en los mercados y la prima de riesgo no es peligrosa. No lo necesitamos, pero nos parece bien que exista. Está dentro de la batería de instrumentos que tenemos a nuestra disposición. 

-¿Con los 20.000 millones de euros se cubre el coste de los ERTE?

-No, más, tenga en cuenta que vienen costando entre 4.000 y 5.000 millones de euros cada mes. En la medida que vayan saliendo trabajadores de los ERTE, y ha salido el 65%, el coste será menor. 

-¿El aumento de impuestos se deja para 2022?

-La reforma fiscal integral, en profundidad, habrá que hacerla cuando el momento económico lo aconseje, no en tiempos de turbulencias. Habrá una profunda revisión, pero acompasada al ciclo económico, aunque en 2021 habrá que trabajar sobre determinadas figuras para hacer posible los servicios del Estado del bienestar. Por tanto, son dos velocidades, pero indudablemente hay que actuar y revisar algunas figuras que no están funcionando, como el impuesto de sociedades.

-Las comunidades autónomas se quejan bastante por la falta de recursos, una de ellas es la Junta de Andalucía, que aún no sabe cuánto será su gasto sanitario. La Consejería de Hacienda habla de 1.800 millones de euros, pero otros consejeros tiran a más.

-Los fondos Covid-19 le van a aportar a la Junta algo más de 2.100 millones de euros, a los que hay que sumar los 600 millones de euros añadidos de las entregas a cuenta. Esta última cantidad está calculada con las previsiones de antes de la crisis, no le hemos recortado. Es decir, el Gobierno central se ha quedado con la crisis, sin repercutir a los servicios elementales de sanidad y educación. Pero es que la Junta, además, puede utilizar 1.000 millones de euros de fondos europeos que tenía sin ejecutar como gasto sanitario. Si así lo hacen, tendrá 1.000 millones de euros adicionales, que no estarían condicionados. Con facturas sanitarias, se pueden justificar 1.048 millones de euros. Otra cosa es que no lo utilicen para ello.

-¿Usted lo ha pedido?

-Sí, se lo he explicado al consejero de Hacienda.

-El consejero quiere que Andalucía pueda incurrir en un déficit del 2,6% en 2022.

-Creo que eso se debe a la ignorancia, no puedo pensar de otro modo, porque utilizan la misma cifra que el País Vasco. Y el País Vasco recauda todos los impuestos, de ahí que prevea esa caída. El País Vasco no ha sido compensada en los fondos Covid por la caída de recaudación, las forales están fuera de esa parte de los 16.000 millones de euros. De verdad, no lo comprendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios