SORTES Lotería Nacional, Bonoloto y Primitiva: resultados de este 2 de febrero

Andalucía

El trámite de la rebaja fiscal de PP, Cs y Vox enrarece la negociación del Presupuesto con Espadas

  • El Ejecutivo y su socio habitual ejercen su mayoría con las 92 propuestas de PSOE y Unidas Podemos

  • La dirección del PSOE andaluz defiende la estrategia pactista de Juan Espadas

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, durante una intervención en el Pleno del Parlamento andaluz.

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, durante una intervención en el Pleno del Parlamento andaluz. / Juan Carlos Muñoz

Elías Bendodo, portavoz del Gobierno andaluz y consejero de Presidencia, esbozó el martes en San Telmo las líneas rojas de la negociación presupuestaria y entre ellas situó la apuesta de este Ejecutivo por abundar en la rebaja fiscal de la que han hecho bandera desde el inicio de su mandato. En 2022, haya o no cuentas, la reducción impositiva se articulará por medio de la reforma de la ley de Tributos Cedidos que se está tramitando en el Parlamento y que afrontará su debate final en el Pleno de la semana próxima. 

En el texto no habrá lugar para ninguna de las 92 enmiendas que han presentado PSOE y Unidas Podemos durante el transcurso de la norma por la Cámara andaluza. La duda es si este rodillo de la mayoría que viene soportando al Gobierno andaluz en lo que va de legislatura tendrá efectos perjudiciales para el acercamiento en el que están enfrascados los socialistas y el Ejecutivo en ese intento insólito por alcanzar un acuerdo entre los dos grandes partidos respecto al Presupuesto de 2022.

La portavoz adjunta del PSOE en la Cámara, María Márquez, se ha quejado este miércoles del descarte de sus 66 propuestas. La diputada onubense explicó que algunas de estas medidas iban encaminadas a ampliar las deducciones fiscales a los habitantes de municipios afectados por la despoblación o a personas discapacidad. “Es un asunto escandaloso”, abundó la dirigente socialista, que acusó a los socios del Gobierno andaluz de “beneficiar al que más tiene”. PP, Ciudadanos y Vox también han tumbado las 26 enmiendas que había registrado Unidas Podemos, algunas de ellas encaminadas a crear deducciones fiscales para la compra de material que sirva para eliminar la “brecha digital” o eliminar las bonificaciones a las empresas relacionadas con el juego y las apuestas.

El texto se aprobará, presumiblemente, el miércoles de la semana que viene con el apoyo de las fuerzas que impulsaron el texto:PP, Ciudadanos y Vox. Hay que recordar que se trata de una proposición de ley que se registró con dos iniciativas idénticas, pero una de ellas llevaba la firma de PP y Cs y la otra la PP yVox. Esta peculiaridad respondió a un episodio de alejamiento entre los naranjas y el socio habitual del Ejecutivo andaluz, pero deja claro que la coincidencia en asuntos fiscales es total.

Parte de la reforma ya se está aplicando, toda vez que Hacienda impulsó un decreto en el Consejo de Gobierno con la rebaja en el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. En total, la iniciativa, que también afecta al IRPF, a varias tasas y al impuesto de Sucesiones y Donaciones, tendrá un impacto de 329 millones de euros.

La cantidad supone un 0,81% del Presupuesto de la Junta para 2021, pero la rebaja fiscal será un asunto primordial en la negociación para sacar adelante las cuentas del año próximo. La postura del PSOE, que apuesta fuerte por el acuerdo, al menos públicamente, no es maximalista, pero no es descartable que la disputa fiscal sea el motivo de ruptura con el Gobierno.

La dirección de Espadas defiende su estrategia

Ocurra lo que ocurra, lo que ya está claro es que la estrategia de Juan Espadas está provocando ciertas tensiones dentro del PSOE. Más allá de la petición de una consulta realizada por Luis Ángel Hierro -candidato a las primarias del pasado junio- hay foros en los que hay incertidumbre sobre la maniobra y sus efectos. En ese contexto, María Márquez, defendió el “derecho” del líder del PSOE-A, Juan Espadas, a “marcar” la estrategia política del partido, en referencia a la posibilidad de un acuerdo sobre los presupuestos de la comunidad.

“Cuenta con el visto bueno de la militancia socialista que le hizo secretario general y, dentro de sus competencias, tiene derecho a marcar la estrategia política del PSOE, no hay ningún tipo de duda en ese sentido”, dijo Márquez, que eludió responder si Espadas ha reunido a los secretarios provinciales o a los órganos del partido para debatir la propuesta del acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios