🌧️ La lluvia acaba de un plumazo con el buen tiempo en Sevilla

Andalucía

Sánchez reducirá y renovará casi al completo su Ejecutiva

  • Siete andaluces forman parte de la dirección que salió del 39º congreso federal

  • Las agrupaciones de las ciudades de Sevilla y Málaga tendrán que unificarse

  • Juan Espadas participará en la cena de los secretarios territoriales el viernes

Pedro Sánchez y Juan Espadas.

Pedro Sánchez y Juan Espadas. / Juan Carlos Muñoz

Andalucía es la federación más numerosa de las que participan en los congresos federales del PSOE, pero en el último de ellos sacó escaso rédito a ello. Susana Díaz venía de perder las primarias contra Pedro Sánchez y, lejos de reconciliarse, buena parte de la delegación se marchó del cónclave cuando aún se discutían las enmiendas a la ponencia marco. Este congreso, que es el 40º de los celebrados por este partido, será bien distinto, pero la amplia renovación que Pedro Sánchez acometerá en su Ejecutiva afectará a una parte de los andaluces que pertenecen a la dirección saliente, que son siete de 49.

El congreso comienza este viernes en Valencia, y en su ponencia el PSOE se define, también, como partido feminista y ecologista en términos ideológicos. Asume el carácter "plurinivel" de España, pero subraya que tan importante como la federalización es la "lealtad federal y la solidaridad" entre territorios. Salvo sorpresas, no se espera un gran debate ideológico. Sí recuerda un mandato del congreso anterior, y es que las agrupaciones de las grandes ciudades, caso de Sevilla y Málaga, deben unificarse.  

La elección del secretario general del PSOE mediante elecciones primarias ha restado sustancia a estos cónclaves. Pedro Sánchez ya llega siendo el líder, y lo que se aborda es la composición de la Ejecutiva y otros órganos de representación, como el comité federal. La última dirección era muy amplia, con casi medio centenar de miembros, lo que da idea de las numerosas concesiones que tuvo que hacer Sánchez en 2017. Lo que ahora prepara es una Ejecutiva más pequeña y con una amplia renovación.

La actual dirección contaba con tres andaluces entre los puestos principales. El sevillano Francisco Salazar, que ha sido el número dos de Iván Redondo en Presidencia del Gobierno hasta su salida, es el secretario de Acción Electoral. Salazar es un hombre de la confianza del alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, uno de los apoyos iniciales de Sánchez. Tras su salida de Moncloa, este fue nombrado presidente del Hipódromo de la Zarzuela, que es una empresa participada por la pública SEPI. Junto a él, los otros dos cargos de importancia durante este mandato han sido la cordobesa Carmen Calvo y el sevillano Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Los dos también tuvieron importantes cargos públicos. Calvo ha sido hasta este verano la vicepresidenta primera del Gobierno y Gómez de Celis sigue siendo vicepresidente del Congreso.

Cualquier previsión sobre salidas o entradas en la nueva Ejecutiva son pura especulación, debido al poder que ha adquirido Sánchez y al sigilo con el que adopta este tipo de decisiones. Baste recordar el cese de José Luis Ábalos como ministro y secretario de Organización del partido, que es el cargo de mayor relevancia tras el secretario general. Sí es seguro que Adriana Lastra seguirá siendo la vicesecretaria del PSOE y que el navarro Santos Cerdán asume la secretaría de Organización.

El elemento novedoso de este congreso es que el secretario de los socialistas andaluces, Juan Espadas, asume la negociación con Pedro Sánchez para nombrar la dirección. En el congreso anterior, sin Susana Díaz como interlocutora válida, Sánchez habló con las provincias. Esto no ocurrirá ahora. Espadas participa en la cena que Sánchez tendrá el próximo viernes con los líderes territoriales del PSOE, aunque el grueso de la negociación se deja para el sábado por la tarde. Lo habitual es que ésta se prolongue hasta altas horas de la madrugada.

Los otros miembros de la dirección han sido la onubense María Luisa Faneca, el almeriense Fernando Martínez, la gaditana María Jesús Castro y el malagueño Ignacio López. Como los anteriores, todos han sido apoyos de Sánchez desde los primeros momentos. Un asunto a tener en cuenta es que Juan Espadas aún no ha nombrado a su dirección, por lo que también ser reserva algunos nombres destacados del socialismo andaluz.

La presidenta federal de la dirección, Cristina Narbona, ha tenido vínculos con Sevilla, pero no se cuenta como militante del PSOE-A. Sí es posible que la ex ministra se mantenga en este puesto, que suele reservare para personas de largo recorrido en el partido. Una persona que sí puede dar alguna sorpresa es la sevillana Lina Gálvez, actual eurodiputada y una de las redactoras de la ponencia marco del 40º congreso.

  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios