Andalucía

La investigación del crimen de Gabriel Cruz aguarda aún el informe del forense

  • La hija de Ana Julia Quezada declaró ayer en la última ronda de testigos ante el juez

El juez Rafael Soriano, durante el receso en el que participó en la concentración de jueces y fiscales. El juez Rafael Soriano, durante el receso en el que participó en la concentración de jueces y fiscales.

El juez Rafael Soriano, durante el receso en el que participó en la concentración de jueces y fiscales. / ricardo garcía / efe

Las partes personadas en las causa penal que se sigue contra Ana Julia Quezada por el asesinato del niño Gabriel Cruz en la pedanía de Las Hortichuelas de Níjar (Almería) coincidieron ayer en que el final de la instrucción está cerca, a la espera aún de que se incorpore al procedimiento el "informe final de autopsia" del niño. No hay previstas nuevas diligencias o testificales tras las declaraciones de ayer.

A la salida de la Ciudad de la Justicia, el abogado que ejerce la acusación particular de los padres de Gabriel, Patricia y Ángel, dijo que el procedimiento "debería estar ya un poco más avanzado, apuntando a juicio" y consideró que se podría "ir un poco más rápido" en aras de mitigar el "dolor diario y palpable" de sus patrocinados.

El magistrado del caso hizo un receso y participó en una protesta de jueces y fiscales

"Hace un mes que deberíamos estar ya camino del jurado y el tiempo no nos ayuda en nada a que puedan salir de esta situación Ángel y Patricia. Una vez que se levante el secreto de sumario, ya hay que ir con más prisa", remarcó Torres.

En la misma línea se manifestó Beatriz Gámez, la abogada de la autora confesa de la muerte, quien aseguró a preguntas de los periodistas que "no" se va a dilatar "mucho" el fin de la instrucción que daría lugar al inicio de esa fase intermedia del procedimiento. La letrada indicó que, ayer, los cuatro testigos citados, entre ellos la hija de 24 años de su patrocinada, se han ratificaron en lo declarado ante la Guardia Civil y respondieron a preguntas del juez Rafael Soriano y la fiscal "sobre aquello sobre lo que ellos han tenido conocimiento".

Además de la hija de Ana Julia Quezada, que accedió a la Ciudad de la Justicia por el garaje y en el asiento de atrás de un turismo blanco a las 09:30 y compareció durante una hora, testificaron el hermano de Ángel Cruz y tío del niño, quien fuera portavoz de la familia durante los 13 días en los que se prolongó su búsqueda desde que se perdió el rastro el 27 de febrero, y una tercera persona del entorno familiar.

La jornada contó con un receso para que el magistrado Rafael Soriano participase en el paro programado dentro del calendario de movilizaciones que llevan a cabo jueces y fiscales para reivindicar mejoras profesionales. Primero junto a sus compañeros y después junto al juez decano, David Villagrá, atendió a los medios de comunicación para declinar contestar sobre un "asunto que está bajo secreto sumarial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios