Confluencia Podemos IU

La confluencia inmaculada

  • La dirección política de la coalición alcanzada por Podemos e IU se reúne por primera vez en plena polémica por el modelo de primarias l Aspiran a reunir 50.000 adhesiones

Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo

Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo / C.R.

Comentarios 1

No hace tanto que por el monasterio de Santa Clara todavía pululaban, en silencio, las últimas monjas que habitaron este enorme convento situado en la zona norte del casco histórico de Sevilla. Las cinco últimas se fueron en 1996 y, tras un periodo de semiabandono, el cenobio medieval lleva años convertido uno de los focos más activos de la vida cultural de la capital. Donde suelen celebrarse conciertos, ayer hubo una rueda de prensa. Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez cambiaron la frialdad de las sedes de sus partidos por el claustro de Santa Clara para la puesta de largo de su confluencia electoral. Detrás, señaló un periodista, en el dintel de una puerta de la galería alta del monasterio, una pintura mural rezaba "consebida sin pecado"(sic).

Con el fondo de los carteles promocionales del cuarto centenario de Murillo, el pintor de inmaculadas, los líderes andaluces del bloque de izquierdas se esforzaron en vender que todo va sobre ruedas, "que todo fluye", en palabras de un Maíllo bucólico. Pero no es del todo así. Hay algunas máculas en el proceso andaluz y tienen, sobre todo, un tono morado. "No nos van a aguar la fiesta", espetó Rodríguez.

Los potenciales aguafiestas están en Madrid, en la dirección estatal de Podemos, aunque la líder andaluza cambió el verbo al tiempo que lo decía. "No nos vamos a aguar la fiesta". La política gaditana respondía así a las declaraciones que hizo el lunes el secretario de Organización de la formación morada, Pablo Echenique. El dirigente de Podemos mostró sus reservas sobre el modelo de primarias conjuntas incluido en el acuerdo firmado por Podemos e IU. La propuesta de Echenique es que cada partido de la confluencia haga sus primarias y luego confeccionen las listas electorales en función del peso de cada fuerza. Es lo que ocurrirá a nivel nacional en aplicación del acuerdo alcanzado por Podemos, IU y Equo.

La consigna de la líder andaluza de Podemos es clara: "la política está por encima del reglamento". "No es un problema", aseguró en referencia a la disparidad de opiniones con sus compañeros de Madrid. Rodríguez mostró su versión más posibilista y dijo creer que los acuerdos andaluz y estatal -este último se aprobó después- "son compatibles". "Lo vamos a hacer compatible, está garantizado", apostilló la líder andaluza.

Antes de llegar a ese punto, según Maíllo, la prioridad es convertirse en "un dique de contención a las derechas" y la alternativa "a un PSOE caduco que no aprueba normas audaces". Para lograr estos objetivos, las direcciones andaluzas de Podemos e IU quieren conseguir la adhesión de al menos 50.000 personas -muchas más que los afiliados que suman ambas fuerzas- al manifiesto lanzado ayer bajo el título Adelante Andalucía.

"No queremos un matrimonio de conveniencia, sino una relación abierta", ilustró Rodríguez, quien saludó la reciente incorporación de las organizaciones andalucistas -Primavera Andaluza, la plataforma de Pilar González, e Izquierda Andalucista, la de Pilar Távora-, que, a su juicio, aportan "el hilo verde y blanco" que conecta la confluencia con la herencia del andalucismo de izquierdas. La idea, en resumen, es proyectarse "hacia fuera", pero por el momento sólo Podemos e IU están el órgano político que pilotará el bloque de izquierdas hacia el año electoral que se atisba para 2019.

Este grupo motor, formado por doce dirigentes de ambos partidos, seis de cada lado, se reunió ayer por primera vez para fijar cuáles serán los próximos pasos de la confluencia. El primero es que IU celebre su consulta la semana próxima para refrendar -otra vez- el acuerdo. Después vendrán las primarias conjuntas, si finalmente Rodríguez convence a Echenique de que sus primarias no van contra las reglas de Podemos. Para agosto, vaticinó Maíllo, se conocerá el nombre del candidato a la Presidencia de la Junta. "Podemos ser cualquiera de los dos o alguien nuevo o nueva", reconoció el líder andaluz de IU.

Quedará aún por conocer el nombre que irá en las papeletas. ¿Será Adelante Andalucía? "Es el nombre del proceso", explican desde la dirección de la confluencia. El proceso es el título de una novela inacabada de Franz Kafka protagonizada por un hombre atrapado por la burocracia, como más de una vez se ha visto la jefa andaluza de Podemos, quien cree que "la discusión orgánica no puede hacernos perder de vista lo importante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios