Volver a empezar (Herself) | Amazon Prime Una casa propia

Hija de su tiempo, Volver a empezar nos trae una nueva historia de mujer maltratada capaz de salir de su calvario de violencia y persecución, también de las secuelas psicológicas que la acompañan, con la ayuda de otras mujeres y gentes de bien siempre dispuestas a la solidaridad y el compromiso desinteresado.

Estamos en Irlanda y nuestra víctima del heteropatriarcado es Sandra (estupenda Clare Dunne, también co-guionista), esposa y madre de dos hijas a la que pronto veremos coger los bártulos y huir de la casa donde un marido con trazas de hooligan sólo sabe arreglar los asuntos a gritos y golpes. Comienza entonces su particular calvario itinerante entre hoteles y hospedajes de los servicios sociales mientras se gana el sueldo precario limpiando casas y bares hasta que, inspirada por un anuncio, decide construir su propia casa.

Servido el dramón y sus temas con meridiana claridad, lo que ofrece esta película de Phyllida Lloyd (Mamma mia, La dama de hierro) es el perfecto itinerario didáctico sobre la superación de un caso de violencia de género de manual, a saber, con todos los elementos, a la contra y a favor, siempre en su sitio, como si el guion estuviera dictado por una funcionaria del Instituto de la Mujer antes que por cualquier experiencia real por mucho que se le pareciera. Se entienden así los azares, el buenismo del entorno o los dramáticos contratiempos y reveses perfectamente ubicados en un guion que Lloyd filma con cierta fidelidad realista, tendencia al subrayado (¡esos flash-backs!) y plena confianza empática en su protagonista.