FERIA Toros en Sevilla hoy en directo | Morante, Castella y Rufo en la Maestranza

Cómics

“Ser o no ser”

  • Declamando famosas frases, el atento público no se percata de que el protagonista de este manga es también un hábil amigo de lo ajeno

Detalle de la portada del cómic.

Detalle de la portada del cómic.

Los grandes actores confiesan que es tan solo sobre las tablas de un teatro donde dan todo su potencial. Ni películas, ni series de televisión, con sus constantes cortes y tiempos muertos les ofrecen la posibilidad de meterse al máximo dentro de la piel de un personaje.

Unid esta cualidad artística a otra que no lo es, aunque también hace falta poseer una gran habilidad. Me refiero a la del ladrón de guante blanco Nanairo Inko, protagonista de una y mil peripecias en este nuevo manga que se une a la ya muy bien nutrida línea dedicada a su genial autor, Osamu Tezuka (Astro Boy, Buda, La princesa caballero…).

En Raimbow Parakeet vamos a ser testigos de la necesidad, por diferentes motivos, de la presencia de un sustituto en varias obras de teatro, por lo que tan solo hay una persona a la que acudir, aunque este hecho sea lo más parecido a firmar un pacto con el mismísimo Diablo, ya que a cambio de su trabajo, Inko no exige ningún tipo de retribución, tan solo poder robar lo que le plazca, que casi siempre suelen ser valiosas joyas.

La policía lleva mucho tiempo tras su sombra, pero el escurridizo ladrón siempre se las arregla para desaparecer en el último momento con su botín, por lo que una agente se va a tener que encargar de seguir sus pasos. Se trata de la joven Mariko Senri, que junto a su compañero, Odawara, las van a pasar canutas a la hora de poder echarle el guante a Inko.

Y lo peor es que la muchacha tiene una inoportuna dolencia, una alergia a los pájaros que nos va a regalar a nosotros, lectores, momentos muy divertidos.

Aventura, humor, peligro… Osamu Tezuka, con la maestría que le caracteriza mezcla todos los géneros, se reserva alguna que otra aparición especial, deforma los cuerpos de sus protagonistas y utiliza las viñetas, el medio narrativo, a su antojo.

Por si esto no fuera ya suficientemente atractivo para lanzarse de cabeza a este manga, el autor tiene una fuerte intención didáctica con esta obra, ya que cada episodio lleva el título de una famosísima pieza teatral en la que participará de una manera u otra el esquivo protagonista, y así de paso, Tezuka nos ofrece la posibilidad de interesarnos por material de primera calidad, clásicos como Hamlet; El bosque petrificado, La casa de muñecas; La fierecilla domada; Esperando a Godot… Y así hasta completar este primer periplo, de tres, en las aventuras de este misterioso personaje del que nadie conoce su verdadero rostro y que siempre va acompañado por un papagayo con el que parece compartir una relación muy especial.

La historia de un famoso actor teatral, que ahora vive en los bajos fondos, la obsesión de un pintor por repetir una y otra vez el retrato encargado por un político, el oscuro pasado de un millonario, cuya fortuna ha crecido a base de muerte; La triste historia de Olga, una robot; La venganza de Inko hacia un redicho crítico teatral, Fooler… Y así hasta catorce piezas componen el interesante ¡'programa' incluido en este primer volumen.

Las luces bajan, sube el telón… Comienza la obra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios