Mantecados y Polvorones

Tradición y vanguardia en la ciudad de olor a canela

  • Hablar de Estepa es hablar de mantecados y polvorones. Hablar de mantecados y polvorones es hacerlo de Estepa.

Tradición y vanguardia en la ciudad de olor a canela. Tradición y vanguardia en la ciudad de olor a canela.

Tradición y vanguardia en la ciudad de olor a canela.

Este municipio sevillano, declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1965, que cuenta con un patrimonio cultural digno de mencionar, es conocido por tener una de las herencias gastronómicas más reconocidas de nuestro país. Tanto es así que cada año, desde hace casi dos siglos, son fieles testigos de los momentos más entrañables de las fiestas navideñas. Para muchas personas, reconoce José María Fernández, secretario general del Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Mantecados y Polvorones de Estepa, “nuestros tradicionales dulces van más allá de lo que les provoca en el paladar, pues les traen recuerdos de navidades pasadas, de la niñez junto a familiares que ya duermen en el eterno recuerdo del alma, pero sobre todo, de la alegría que suponen estos días para los más pequeños”.

Sin embargo, para que ocurra todo eso, se necesita trabajo y esfuerzo. Constantes que se mantienen en estos casi 200 años de continua evolución de un sector, que ha ido evolucionando conforme las condiciones sociales también lo hacían y, por supuesto, las tendencias y gustos de los consumidores.

Mantecados de Estepa. Mantecados de Estepa.

Mantecados de Estepa.

Tanto es así, señala Fernández, que, “desde que nacieran nuestros típicos dulces, allá por el siglo XVI debido al excedente de cerdos y de cereales, hemos llegado a nuestros días, donde nuestras empresas, además de seguir conservando las recetas más tradicionales del mantecado y polvorón de Estepa, han ido desarrollando una amplia variedad de manjares para hacer disfrutar a nuestros paladares”.

Destacar, por supuesto, que hoy gozan de muchas de las variedades más tradicionales, sin contenido en azúcar, sin gluten, sin lactosa, sin grasa animal (siendo sustituida por Aceite de Oliva Virgen Extra), “lo que ha originado que algunas de nuestras empresas obtengan la certificación Halal, para poder comercializar en el mercado musulmán”, apunta el secretario.

Además de la certificación de productos amparados bajo las dos denominaciones de calidad que la UE reconoce por su historia, tradición, artesanía y calidad a los mantecados y polvorones de Estepa, de las 22 empresas existentes, “las 18 que amparan nuestras IGPs -aclara Fernández- apuestan por defender un patrimonio que pertenece no solo a los estepeños y estepeñas, si no a todos los andaluces y, por ende, a los españoles”.

Todo lo anterior es fundamental para sostener la empleabilidad y la economía de Estepa y su comarca. Tanto es así que, en esta época del año, explica Fernández, en esta localidad de unos 12.000 habitantes, se alcanzan cifras de pleno empleo. “Este sector hace que unas 2.000 personas de forma directa y otras 2.500 indirectas, consigan que aproximadamente 22 millones de kilos de estos dulces navideños inunden los hogares españoles y lleguen a estar presentes en los cinco continentes de nuestro planeta”. De los empleos directos, “cerca del 85% son mujeres, que no solo desempeñan tareas como personal de fábrica, sino que ocupan distintas responsabilidades dirigiendo departamentos de calidad, recursos humanos, logísticos, gerencias…”.

Son fiel reflejo, salvando las distancias, de aquella mujer (Micaela Ruiz Téllez) que hace ya varias generaciones, empezó la comercialización del emblema gastronómico de Estepa. En la mano de cada uno de nosotros que somos consumidores finales, concluye Fernández, “está el poder seguir legando a próximas generaciones todo este rico patrimonio”.

Estuches edición limitada 2020 Sanitarios para apoyo a los sanitarios. Estuches edición limitada 2020 Sanitarios para apoyo a los sanitarios.

Estuches edición limitada 2020 Sanitarios para apoyo a los sanitarios.