Deportes

Beckham, listo para la pasarela de Milán

  • El futbolista de mayor impacto mediático debuta mañana como milanista en un partido amistoso ante el Hamburgo

No hay pocos que hoy jueguen mejor al fútbol que él, pero ninguno, absolutamente ninguno, vende como él por su imagen, su apostura, su popularidad. Beckham está dispuesto a saltar a la pasarela milanesa. Mañana debuta con ese cementerio de elefantes en que se ha convertido el Milan, uno de los grandes transatlánticos europeos. Lo hará en un partido amistoso ante el Hamburgo en Dubai. Pocos partidos despiden como éste el inconfundible hedor del dinero: el Milan, con Beckham, en Dubai...

El internacional británico, cedido al club lombardo por Los Angeles Galaxy hasta primeros de marzo, vivirá pues su primera toma de contacto antes de que el fútbol sea algo más que merchandising y vuelva el fuego real, el de los puntos, en el partido de liga del 11 de enero contra la poderosa Roma de Totti, otro icono extradeportivo. Carlo Ancelotti, el técnico milanista, no va a hacer esperar a su nuevo jugador, al que ve con el tono físico adecuado para exhibir su característico golpeo. "Le falta un poco de entrenamiento, pero es normal dado el largo periodo que lleva sin jugar, pero jugará contra el Hamburgo. ¿Contra la Roma? Está listo para hacerlo, ¿por qué no?", comentó el entrenador en declaraciones a la Gazzetta dello Sport.

El brazo alargado de Ancelotti sobre el terreno de juego, Andrea Pirlo, coincide con su técnico. Según el campeón del mundo con Italia en 2006, Beckham "es un gran campeón y sabrá cómo adaptarse a un club de la Serie A. Es un tipo inteligente en el campo, sabe moverse con soltura y le pega al balón de una forma que nunca antes había visto. Sabe lo que se debe hacer para marcar un gol de falta", comentó el internacional transalpino en la concentración invernal del equipo rossonero en Dubai.

El italiano opina que el volante inglés no ha llegado de vacaciones a Milán. "Está muy motivado y pone mucho interés. No se lo que le habrá dicho Capello que haga, pero le he visto como una moto", concluyó el tercer capitán de la plantilla rojinegra.

A su llegada, Beckham había dicho que veía realizado su sueño de jugar en uno de los grandes de Italia y que eso le serviría para mantener la forma fuera de la temporada estadounidense con miras a conservar su puesto en la selección inglesa. Allí otros ojos italianos, los de Fabio Capello, seguirán muy de cerca las evoluciones de alguien que avanza por la banda derecha como por una pasarela.

En el campo de Al Nasr, en Dubai, el jugador más seguido por los aficionados y el más aclamado ya no es Ronaldinho. Es inglés, es rubio, es guapo, casi nunca pierde en los partidillos y su camiseta con el dorsal 32 ya luce en las tiendas de Milan, de Japón y de numerosos portales de Internet. Es Beckham.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios